Redacción BLesEl Vaticano ha enviado una advertencia a los obispos estadounidenses conservadores sobre una posible propuesta de algunos de ellos para negar la comunión a los funcionarios electorales que dicen ser católicos y que apoyan la legislación que permite el aborto, entre los cuales se encuentra el presidente Joe Biden.

El director de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) del Vaticano, el cardenal Luis Ladaria, fue quien escribió la polémica carta el 7 de mayo a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), presidida por el arzobispo José Gómez, según reportó Catholic News.

En la carta Ladaria le dice a Gómez que cualquier política de este tipo requiere diálogo primero entre los obispos mismos y luego entre los obispos y los políticos católicos que apoyan el derecho al aborto a quien el cardenal identificó específicamente como “pro-elección”.

Al comentar sobre la carta de Ladaria en el National Catholic Reporter, el columnista Michael Sean Williams dijo que el jefe de la CDF efectivamente “descarrila” los planes de negar la comunión a Biden.

La carta del Vaticano fue enviada luego de que trascendiera que, en junio los obispos católicos de los Estados Unidos, celebraran su próxima reunión nacional y allí se terminará de decidir si le enviarán un duro mensaje al presidente Joe Biden y otros políticos que también se hacen pasar por cristianos, negándoles la comunión si persisten en la defensa pública del derecho al aborto. 

El documento será preparado por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), con el objetivo de dejar en claro la posición de al menos el sector conservador de la Iglesia sobre una cuestión que ha generado discusiones y molestias entre las autoridades episcopales.

Le recomendamos: Partidario MAGA se INFILTRA en ANTIFA y REVELA cosas ESPELUZNANTES

Ad will display in 09 seconds

La situación en los últimos meses se ha tornado más compleja, hasta el año pasado la postura de Biden impulsando la agenda abortista claramente molestaba a algunos sectores de la iglesia y sus seguidores, pero ahora ya no es un político más, es el presidente de los Estados Unidos, quien además se declara abiertamente católico y practicante. Por lo cual el mensaje que recibe el mundo hoy es: En EE. UU. hay un presidente católico que acepta y promueve los abortos a gran escala.

Este mensaje debería escandalizar al Vaticano siendo el principal referente de la iglesia católica en todo el mundo. Pero por desgracia no es así, y lejos de brindarle apoyo a este grupo de obispos que velan por mantener las creencias, las tradiciones y el mensaje bíblico, presionan para generar división dentro de la iglesia y la comunidad, incentivando a que la ideología abortista continúe avanzando.

La visión de la USCCB difiere absolutamente, según ellos la postura de los políticos que dicen ser crstianos pero defienden el aborto atentan directamente contra la vida humana y los valores de la sociedad.

Es “un grave mal moral” aseguró el arzobispo Joseph Naumann de Kansas City, Kansas, quien preside el Comité de Actividades Pro-Vida de la USCCB y cree que es necesario reprender públicamente a Biden sobre el tema, reportó News Max.

“Debido a que el presidente Biden es católico, presenta un problema único para nosotros”, dijo Naumann. “Puede crear confusión ¿Cómo puede decir que es un católico devoto y que está haciendo estas cosas que son contrarias a las enseñanzas de la iglesia?”.

“Hay una creciente sensación de urgencia”, dijo el arzobispo de San Francisco, Salvatore Cordileone. “El aborto no es solo uno de los muchos temas importantes. Es un ataque directo a la vida humana”.

La carta seguramente generará una fuerte discordia entre las autoridades episcopales de los Estados Unidos y dependerá de su rectitud mantenerse firme en la defensa de la vida y las medidas a tomar con aquellos políticos como Biden que utilizan la religión como propaganda para conseguir votos pero la dejan completamente de lado en su accionar.

Andrés Vacca – BLes.com