Biden ordenó a Antony Blinken juntarse con el presidente del Consejo de Liderazgo Presidencial de Yemen, Rashad Al-Alimi, para extender la tregua entre las fuerzas de la Coalición Árabe y los hutíes.

El Secretario de Estado, Antony Blinken, se reunió este lunes en Nueva York con el presidente yemení del Consejo de Liderazgo Presidencial, Rashad al-Alimi, para discutir la extensión de la tregua mediada por las Naciones Unidas entre las fuerzas de la Coalición Árabe y los hutíes que rige hasta el 2 de octubre.

Biden quiere mantener la paz en la península arábiga por lo menos hasta fin de año, para evitar un nuevo conflicto en el último mes previo a las elecciones legislativas que deberá disputar en noviembre. Uno de los pilares de la campaña de los republicanos es el desastre geopolítico que generó el demócrata tras llegar a la Casa Blanca, y el conflicto en Yemen parecería ser el único frente que hoy está controlando con éxito el presidente demócrata.

Yemen se encuentra en guerra desde el 21 de septiembre de 2014, día en el que los hutíes, grupo rebelde devenido en terroristas, históricamente asentados en el norte del país, tomaron el control de la capital de Yemen, Saná. Los hutíes son financiados por Irán, mientras que el gobierno es respaldado por Arabia Saudita y Estados Unidos.

Creo que es justo decir que la tregua, cuyos efectos se están sintiendo en todo Yemen, ha marcado una profunda diferencia en la mejora de la vida de las personas”, dijo Blinken; y elogió a al-Alimi al decir que “su propio liderazgo en el trabajo para mantener esa tregua ha hecho una gran diferencia”.

Sin embargo, las internas dentro del Consejo Presidencial aparentemente están retrasando la aprobación de las reformas necesarias para desbloquear 3.000 millones de dólares en ayuda financiera proveniente de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

“El secretario Blinken señaló que la tregua sigue siendo la mejor oportunidad a través de la cual alcanzar un alto el fuego permanente a nivel nacional y el lanzamiento de un proceso político inclusivo e integral bajo los auspicios de la ONU que incluya los llamados de los yemeníes a la justicia, la rendición de cuentas y la reparación por violaciones y abusos de derechos humanos“.

“El secretario y el presidente Al-Alimi afirmaron su apoyo a los pasos adicionales bajo la tregua, incluida la apertura de carreteras en Taʿiz y otras áreas, la expansión de los vuelos comerciales desde el aeropuerto de Saná y la garantía de pagos salariales a decenas de miles de maestros, enfermeras y otros funcionarios públicos que durante años han trabajado sin paga“, se leía también en el comunicado.

Además, ambas partes “expresaron su esperanza de que los hutíes también apoyen pasos tan importantes para llevar alivio a los yemeníes”.

Fuente: derechadiario.com.ar