Nueve miembros de una misma familia han dado positivo en el nuevo coronavirus COVID-19 después de que participaran en una reunión familiar en la que compartieron estofado y barbacoa.

Según el diario South China Morning Post, los casos fueron confirmados el pasado domingo, y con ellos la cifra de infectados en Hong Kong ya es de 36.

La reunión familiar tuvo lugar en un local de Hong Kong el pasado 26 de enero y en ella participaron 19 asistentes.

Los primeros que acudieron al hospital el pasado domingo fueron un hombre de 24 años y su abuela. Los médicos les confirmaron que tenían el coronavirus, y después lo hicieron con los padres del hombre, dos tías y tres primos. Las edades de los infectados van de los 22 a los 68 años.

Las autoridades locales han pedido a la población que se abstenga de celebrar este tipo de reuniones y que si las hacen, eviten compartir cubiertos o palillos chinos.

“Sugiero al público que cancele estas reuniones”, ha dicho Chuang Shuk-kwan, jefe de comunicación del Centro de Protección a la Salud hongkonés. “Si es necesario, traten de reducir el tiempo que comparten juntos”.

Fuente: 20 minutos.

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds
Categorías: China Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.