Redacción BLes – Científicos chinos habrían estado trabajando en una cepa del virus del PCCh (Partido Comunista chino) o coronavirus a partir de murciélagos aún más mortal en humanos. El equipo de expertos situado en Wuhan, epicentro de la pandemia, habría apuntado a que era necesario para saber cómo abordar un hipotético brote del virus PCCh.

Según ha informado Express UK, el experimento fue desautorizado por una gran parte de la comunidad científica debido a su peligrosidad. Sin embargo se le habría dado continuidad y como resultado de la escasez de profesionales y técnicos capacitados en las instalaciones del laboratorio de Wuhan, el experimento fallido habría terminado diseminando el brote.

El hermetismo en la información que maneja el Instituto de Virología de Wuhan (WIV por sus siglas en inglés) aumenta las especulaciones sobre el orígen del virus, aún cuando el régimen chino niegue toda relación existente con el brote del virus, y por parte de laboratorio afirmen que las altas medidas de seguridad impidan tan siquiera considerarlo.

No obstante, para el 2004 varias personas resultaron infectadas con el virus del Sars luego de que se presentara un incidente en el Instituto Nacional de Virología en Beijing, China.

Como señala The Atlantic, la evidencia de una pandemia mortal de coronavirus se había estado construyendo a lo largo de los años y los expertos que se especializan en su estudio y en el estudio de numerosos patógenos que pueden cruzarse con humanos y causar diversas enfermedades, habrían estado luchando por convencer a una audiencia más amplia sobre el riesgo.

Por su parte, Shi Zhengli, principal investigadora del Instituto de Virología de Wuhan, conocida como ‘Bat Woman’ por su especialización en la investigación de coronavirus en murciélagos, habría invertido varios años recolectando muestras de murciélagos y junto a su equipo habría llevado a cabo experimentos controvertidos.

Como indica Express UK, los investigadores estudiaron varias especies de estos mamíferos en la provincia de Yunnan, a unos 1609 kilómetros de distancia del laboratorio que es considerado como un centro mundial para el almacenamiento de distintos tipos de coronavirus.

El estudio habría sido controvertido por su potencial de convertir los coronavirus de murciélagos en patógenos humanos capaces de desencadenar un pandemia, por lo mismo el gobierno de los Estados Unidos finalmente decidió suspender la financiación de un proyecto de investigación en China que duraría un año.

Entre los años 2015 y 2017 Shi trabajó en una investigación de “ganancia de función” en el cual abordó las posibilidades para mejorar la capacidad de los patógenos de causar enfermedades.

Al respecto, Deenan Pillay, profesora de virología en el University College de Londres, expresó: “El debate es si de hecho se aprende más al ayudar a desarrollar vacunas o incluso medicamentos al replicar un virus más virulento que el que existe actualmente, en lugar de no hacerlo”.

Acorde a lo informado por Express UK, en enero del 2018 desde la embajada de los Estados Unidos fue enviada una delegación de científicos con estatus de diplomáticos a Wuhan con el ánimo de averiguar qué estaba sucediendo en el laboratorio de Wuhan.

Uno de los cables revelados de los diplomáticos enviados a China indica que: “los investigadores también mostraron que varios coronavirus similares a Sars pueden interactuar con ACE2, el receptor humano identificado para el coronavirus Sars. Este hallazgo sugiere que los coronavirus similares a Sars de los murciélagos pueden ser transmitido a los humanos para causar enfermedades similares a las de Sars”.

“Durante las interacciones con los científicos en el laboratorio WIV, notaron que el nuevo laboratorio tiene una grave escasez de técnicos e investigadores debidamente capacitados necesarios para operar este laboratorio de alta contención de manera segura”, añadió el cable.

Le puede interesar: