Redacción BLes– Una impactante declaración bajo juramento hecha por el ex jefe del departamento de tecnología de la información de la empresa aeroespacial italiana Leonardo S.p.A, confirmó su participación en el fraude electoral masivo, que convertiría en presidente de EE. UU. al candidato equivocado.

“El 4 de noviembre de 2020, bajo la instrucción y dirección de personas de EE. UU. que trabajan desde la Embajada de EE.UU. en Roma, [D’Elia] llevó a cabo la operación para cambiar los datos de las elecciones de EE. UU. del 3 de noviembre de 2020 de una victoria de margen significativa para Donald Trump a Joe Biden en varios estados donde Joe Biden estaba perdiendo el total de los votos”, dice en parte el documento citado por el medio alternativo Bucalupo el 7 de enero.

D’Elia aceptó las acusaciones que se le hicieron en Nápoles, Italia por: “Manipulación de datos e implantación de virus en los ordenadores principales de Leonardo S.p.A.”, según el documento firmado por el abogado Alfio D’Urso y difundido por la periodista Lara Logan, en un tuit del 7 de enero.

El acusado además de explicar los hechos se encuentra dispuesto a ayudar en la investigación, no obstante dice que lo hará cuando cuente con la protección necesaria para él y para su familia.

Como medida de precaución depositó en un lugar no revelado la copia de seguridad de los datos originales y los datos cambiados, en caso de ser requeridos por una corte de justicia. 

Le recomendamos:

Al parecer el acusado había hecho declaraciones desde el 5 de diciembre, y no solo engañó con los datos de Biden sino que pirateó y robó información secreta de otros 94 ordenadores propiedad de Leonardo, según Glock Talk del 7 de enero.

Los italianos estaban observando a este funcionario desde hacía un tiempo  y reunieron evidencia en su contra desde 2017, antes de que fuera detenido por la policía.

“La policía italiana dijo el 5 de diciembre que al menos 10 gigabytes de datos confidenciales fueron robados de Leonardo entre 2015 y 2017 a través de un malware instalado en las máquinas objetivo”, informó Reuters el 22 de diciembre, sin aludir al escandaloso fraude electoral. 

La compañía de defensa italiana Leonardo  es la undécima más grande del mundo, y llama la atención que D’Elia haya realizado una operación de tanta importancia sin que el gobierno italiano se haya dado cuenta.

Por su parte la abogada Sidney Powell había informado que las máquinas de Dominion Voting System, utilizadas para contar los votos de la elección presidencial de EE. UU. habían enviado los resultados, ilegalmente, a un servidor ubicado en Frankfurt, para alterarlos aumentando los votos de Biden y disminuyendo los de Trump.

Como se informó el 6 de enero, el ex Oficial Superior de la CIA, Bradley Johnson, declaró en una entrevista que los servidores decomisados en Frankfurt, Alemania, dependían de la embajada en Roma, según el periodista italiano Cesare Sacchetti, del 29 de diciembre.

Asimismo dijo que la noche del 3 de noviembre también estaba en la embajada un hombre del departamento de Estado de EE. UU. directamente comprometido con el fraude, y bajo vigilancia de la policía italiana. Adjunta una foto de él en el video de la entrevista.

“En este escenario, los poderes subversivos infiltrados en el gobierno de los EE. UU., el Estado profundo, habían planeado un golpe de Estado contra su comandante en jefe”, considera Sacchetti.

José Hermosa – BLes.com