Redacción BLes– A millones de viajeros internacionales se les niega la entrada en muchos países europeos a pesar de estar completamente vacunados.

Las naciones están rechazando especialmente a los que se han inyectado las dosis de AstraZeneca que proceden de la India, las vacunas distribuidas principalmente por COVAX, un esfuerzo de vacunación respaldado por la ONU que pretende ayudar a los países más pobres con el suministro de vacunas, informó ABC News.

Aparte de las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson que la UE ha aprobado, sólo acepta vacunas de AstraZeneca fabricadas por el propio continente.

A pesar de haber sido inspeccionadas y aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la falta de documentación pertinente está bloqueando su proceso de autorización en la UE. Entre los documentos que AstraZeneca no ha presentado en su totalidad figuran los detalles sobre sus procesos de producción y los requisitos de control de calidad.

La india AstraZeneca no es la única vacuna no aceptada en la región.

Los visitantes de varias partes de la UE también podrían encontrarse con que si se inyectaran vacunas COVID-19 fabricadas en China, Rusia u otros países en desarrollo, probablemente se les prohibiría la entrada a las naciones porque el continente no las ha autorizado.

Le recomendamos: TRUMP mostró su APOYO al PUEBLO CUBANO y le dio un ULTIMÁTUM a BIDEN

Ad will display in 09 seconds

Sin embargo, no todos los países de la UE adoptan las mismas políticas para los visitantes de dentro y de fuera, señaló el medio. Bélgica, Alemania y Suiza son algunos de los que siguen aceptando a personas con vacunas no aprobadas por la UE, mientras que otros, como Francia e Italia, no lo hacen.

La actitud de la UE respecto al perfil de vacunación de las personas ha sido criticada por muchos expertos.

El catedrático de Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Warwick advirtió al gobierno del Reino Unido durante la pandemia de COVID-19 que el diferente tratamiento según las fuentes de las vacunas comprometía la confianza en las dosis.

“Las personas que ya desconfiaban de las vacunas lo harán aún más”, dijo Vlaev. “También podrían perder la confianza en los mensajes de salud pública de los gobiernos y estarían menos dispuestos a cumplir las normas del COVID”.

Para el director de salud del Comité Internacional de Rescate, el Dr. Mesfin Teklu Tessema, se ha convertido en una cuestión de discriminación y anticientífica por rechazar las vacunas aprobadas por la OMS.

“Las vacunas que han cumplido el umbral de la OMS deberían ser aceptadas. De lo contrario, parece que hay un elemento de racismo”, dijo.

Según el Dr. Raghib Ali, de la Universidad de Cambridge, negarse a reconocer las vacunas autorizadas por la OMS impedirá los intentos de reanudar los viajes.

“No se puede aislar indefinidamente a los países del resto del mundo”, dijo Ali. “Excluir a algunas personas de ciertos países por la vacuna que han recibido es totalmente incoherente porque sabemos que estas vacunas aprobadas son extremadamente protectoras”.

Mientras tanto, entre las vacunas aceptadas por la OMS se encuentran las dosis de Sinovac y Sinopharm que proceden de China, de las que se ha informado que son mucho menos efectivas que las que se aplican en Estados Unidos.

Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine realizado sobre la base de datos de Chile demostró que Sinovac tiene una eficacia del 65,9% en el blindaje de la infección por COVID-19, del 87,5% en la prevención de la hospitalización y del 86,3% en la prevención de la muerte.

Seychelles, una nación insular en el segmento del Mar Somalí del Océano Índico que se convirtió en uno de los países más vacunados del mundo en marzo, utilizó la vacuna de Sinopharm para el 57% de los receptores.

Sin embargo, tal y como informa Business Insider, a mediados de mayo, el país fue testigo de un aumento sin precedentes de los casos infectados, a pesar de que aproximadamente el 60% de su población estaba totalmente inmunizada. El 10 de mayo, sus autoridades informaron de que más de un tercio de los residentes vacunados en Seychelles habían contraído el virus.

Desde entonces, más países que emplean vacunas chinas han visto un aumento de las infecciones, lo que ha dañado gravemente la reputación de la vacuna.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.