Redacción BLesUn portavoz de los talibanes dijo el jueves que China prometió mantener abierta su embajada en Afganistán y ayudar a los talibanes a combatir la pandemia del virus PCCh (Covid-19). 

Suhail Shaheen, portavoz del régimen talibán, dijo en Twitter que Abdul Salam Hanafi, miembro de la oficina política de los talibanes en Doha, Qatar, mantuvo una conversación telefónica con Wu Jianghao, el viceministro de Relaciones Exteriores de China, en la que el régimen chino acordó estrechar más las relaciones y ayudarlo a gestionar la pandemia.

“El viceministro de Relaciones Exteriores de China dijo que mantendría su embajada en Kabul, y agregó que nuestras relaciones se fortalecerán en comparación con el pasado. Afganistán puede desempeñar un papel importante en la seguridad y el desarrollo de la región”, escribió.

“China también continuará e incrementará su asistencia humanitaria, especialmente para el tratamiento del COVID-19”, continuó el portavoz.

El régimen chino sigue mostrándose al mundo como el salvador en temas de gestión de la pandemia, a pesar de sus malos manejos que provocaron la rápida diseminación del virus hacia otros países, y los ocultamientos del origen del mismo, negándose desde el comienzo, a cooperar con cualquier investigación que considere que al laboratorio de Wuhan como el lugar del cual salió el coronavirus, afectando las vidas y las economías del mundo.

Según informó Breitbart, esta declaración del jueves, es la primera en la que oficialmente los talibanes mencionan la pandemia del virus PCCh. Anteriormente los portavoces en sus apariciones, nunca habían hablado del coronavirus, e incluso los periodistas tampoco les hicieron preguntas referentes a la pandemia, y sobre cómo estaban abordando la problemática en un deteriorado sistema de salud afgano. 

Afganistán, antes de la toma de poder de los terroristas talibanes, había recibido del laboratorio chino Sinophar, donaciones de una de las vacunas contra el Virus PCCh, además de vacunas de los laboratorios AstraZeneca y Johnson & Johnson, según los informes. Pero desde que están al mando los talibanes, se cree que se ha detenido completamente la vacunación en el país. 

Acorde a la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el momento Afganistán ha documentado oficialmente 153.375 casos confirmados de coronavirus, y un poco más de 7000 muertes. Pero se sospecha que el número puede ser bastante mayor debido a la falta de testeos. 

Respecto de la OMS, inmediatamente después de que los talibanes tomaron el poder, declaró que la agencia estaba comprometida en continuar prestando servicios sanitarios a Afganistán, mencionando que la prioridad era atender las emergencias por las víctimas de guerra pero sin poner foco en la gestión de la pandemia, según Breitbart.

Más allá del tema de la gestión de la pandemia, como ya vienen advirtiendo varios analistas, y también reconoció el propio PCCh, China tiene especial interés en profundizar las relaciones “amistosas y cooperativas” con los talibanes tras su toma de posesión, aunque todavía no los ha reconocido como gobierno de facto.

Para el PCCh, una relación estable y de cooperación mutua en Kabul allanaría el camino tanto para una expansión de su proyecto La Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés), como para asegurarse el silencio del régimen talibán hacia el genocidio que perpetúa contra los uigures, la etnia de la zona de Xinjiang en la frontera entre los dos países.

Además, como informó The BL, el PCCh también desea reactivar la minería y la producción de cobre afganas para llegar a los mercados mundiales.

Mientras tanto, para los talibanes China puede significar una fuente crucial de inversión y apoyo económico.

Así lo afirmó también esta semana, Abdul Salam Hanafi, uno de los líderes al mando de la “oficina política” de los talibanes en Doha, Qatar, quien dijo que esperan que los comunistas inviertan fuertemente en Afganistán y ellos, a su vez, esperan apoyar el BRI.

“China ha sido un amigo de confianza de Afganistán. El Talibán afgano está dispuesto a seguir promoviendo las relaciones amistosas entre Afganistán”, reafirmó Hanafi.

Vanesa Catanzaro – BLes.com