Pruebas recientes evidencian que el régimen chino pagó al menos a cinco grupos de medios de comunicación de Taiwán, incluyendo un canal de televisión, para que publicaran varios artículos que mejoraran su imagen. Así se ganaría la buena voluntad de los habitantes del país, como uno de los objetivos de su agenda de “reunificación”.

Uno de esos artículos pagados decía que China “trató a los empresarios taiwaneses como a su propia gente”, y mencionó las ventajas e incentivos “sin precedentes” que supuestamente recibirían, tratando de alejar la sospecha de amenaza que pudiera representar para Taiwán, según una investigación realizada por la Agencia Reuters, publicada el 9 de agosto.

Si bien esta estrategia de mejoramiento de la imagen del régimen comunista chino, a través de la compra de noticias se ejecuta desde hace casi una década, tan solo ahora se conocen los detalles de los acuerdos. El proceso se inició desde que pactaran estrechar sus vínculos económicos el gobierno de Taiwán y el régimen chino.

[Latinoamérica y Taiwán están bajo asedio por las noticias manipuladas de Beijing]

Las personas que colaboraron entregando la información pidieron mantener el anonimato de los medios para favorecer a los trabajadores.

Entre los datos suministrados está la cifra de 4.300 dólares pagados por dos reportajes sobre los intentos del régimen para atraer empresarios taiwaneses al continente.

“Sentí como si estuviera haciendo propaganda y trabajando para el gobierno chino” expresó el informante que relató sobre los hechos a Reuters.

Varios de los pagos fueron efectuados por la Oficina de Asuntos de Taiwán y otros por diversas oficinas del mismo sistema comunista.

[La Unión Europea aprueba una resolución que defiende a Taiwán contra las amenazas de China]

Por su parte el gobierno de la isla declaró que tenía conocimientos sobre esos manejos por parte de los organismos chinos y que se habían impartido sanciones de hasta 16.000 dólares.

 Asimismo, Chiu Chui-cheng, viceministro del Ministerio de Asuntos Continentales de Taiwán expresó que desde el continente se está utilizando la libertad de prensa que goza Taiwán (un  país demócratico) para dañar la propia libertad de prensa de la isla, por lo que fortalecería las leyes para evitar esas estrategias.

Por su parte el Consejo de Asuntos Continentales de Taiwán también declaró sobre el tema.

“El Consejo de Asuntos Continentales insta seriamente a las autoridades de Pekín a que pongan fin de inmediato a estas acciones torpes e inferiores y a que pongan fin a la ilusión de que podría replicar la forma en que controla los medios de comunicación a nivel nacional en Taiwán”, escribió la institución, de acuerdo con VOA.

La penetración del régimen está manipulando los medios de información de la isla que empiezan a depender de los ingresos provenientes del continente.

Entre los efectos señalados por los empleados de los medios se nota que el aniversario de la represión de Tiananmen en 1989, ya no se cubre periodísticamente y que la información se inclina a favor del candidato presidencial que sea amigo del sistema comunista.

“Su objetivo final es la unificación”, dijo una de las fuentes, que supervisa las actividades chinas en la isla. “Creen que es mejor ganarse el corazón de la gente que empezar una guerra”, citó Reuters.

En este mismo sentido la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, identificó el problema de que las falsas noticias de China puedan difundirse ampliamente en Taiwán a través de las redes sociales.

De acuerdo con la mandataria, Beijing pretende “polarizar la sociedad taiwanesa y generar conflictos”.

Para combatir la prevalencia de las noticias falsas en Taiwán, la fundación taiwanesa Media Watch estableció en julio de 2018 el Centro de Corroboración de Hechos de Taiwán, una organización sin fines de lucro. Una de sus misiones es verificar la autenticidad de la información pública y las noticias.

Si bien Taiwán es una democracia plena con su propia Constitución, gobierno y ejército, para el régimen autoritario y unipartidista de China es una provincia rebelde que algún día deberá volverse a unir a China continental, utilizando la fuerza militar de ser necesario.

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Temas: Categorías: Mundo