Redacción BLes – Encontraron el lunes por la mañana el cuerpo sin vida y mutilado de una misionera española de 77 años, en un local de la aldea de Nola, al suroeste de la República Centroafricana, donde enseñaba a las niñas a coser para tratar de mejorar su vida.

La hermana Inés Nieves Sancho, de la comunidad local de las Hijas de Jesús de la diócesis de Berberati, trabajaba desde hace décadas en esta zona de la frontera con Camerún.

Una primera reconstrucción de los hechos mostró que un grupo de atacantes, irrumpieron en su habitación la noche entre el domingo y el lunes, la secuestraron y la condujeron al taller donde impartía sus clases de costura -tal vez por representar el “lugar simbólico” donde desarrollaba su labor- para decapitarla, según informó L’Osservatore Romano.

El asesinato de la monja española, de origen burgalés, que llevaba 23 años ayudando a las personas más desfavorecidas de la zona, fue confirmado a la Cadena Cope por el obispo de la diócesis de Bangassou, Juan José Aguirre.

Las razones del ataque aún se desconocen porque nadie ha reclamado la autoría del crimen, aunque se sospecha que la elección del lugar del asesinato puede resultar un indicativo.

Mientras se barajan multitud de hipótesis entre las que se cuenta el tráfico de órganos humanos, el diputado Jean Marc Ndoukou ha acusado a las autoridades locales de no querer hacer la necesaria aclaración de los hechos.

Nieves Sancho, descrita por quienes la conocían como una mujer “pequeña, gentil y absolutamente pacífica”, se convierte en la tercera persona de nacionalidad española asesinada en solo tres meses en misiones africanas, describió ABC.

El misionero salesiano Fernando Hernández, de 60 años de edad, murió recientemente a manos de un excocinero de la misión de Bobo Dioulasso, en Burkina Faso. Anteriormente, otro misionero salesiano, Antonio César Fernández, también murió en Burkina Faso tras recibir tres impactos de bala en un ataque yihadista.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de YouTube Bles Mundo? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Mundo