BEIRUT (AP) — En un campo al aire libre en las afueras de la ciudad de Raqqa, en Siria, trabajadores en uniformes negros, mascarillas quirúrgicas y cascos desenterraron bajo un implacable sol cadáveres de una fosa común descubierta el mes pasado.

Hasta ahora han sacado 313 restos desde que descubrieron la fosa, dijo un funcionario. Todos los restos son de hombres, mujeres y niños que habrían sido asesinados durante el régimen del grupo ISIS en la ciudad del norte del país, que fue la capital de facto del llamado califato islámico del grupo extremista y lugar donde el grupo cometió atrocidades.

Por ese tiempo el grupo controlaba grandes áreas del territorio de Siria e Irak bajo su versión radical del regulaciones islámicas.

Las fuerzas sirias respaldadas por Estados Unidos retomaron Raqqa en el 2017 luego de una larga campaña que dejó a la ciudad en ruinas. Desde entonces, una organización conocida como el Concilio Civil de Raqqa ha estado trabajando para desenterrar fosas comunes en la ciudad y sus alrededores, en medio de preocupaciones por la preservación de restos y evidencias para posibles juicios por crímenes de guerra. Organizaciones internacionales de derechos humanos denuncian que grupos locales no están recibiendo el apoyo necesario en conocimiento forense y recursos humanos.

Yasser al-Khamees, quien dirige un equipo de socorristas, dijo que los trabajadores han desenterrado 4.760 restos de una serie de fosas comunes a partir de enero del 2018.

Le puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Ad will display in 09 seconds
Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.