La vida parece normal en las calles de Hong Kong. La actividad es enorme, nada fuera de lo habitual para una de las ciudades más concurridas del mundo. Pero el ambiente cambia en cuestión de minutos. Donde antes solo había turistas y hongkoneses, una marea invade plazas y calles. Van de negro, son muy jóvenes y pacíficos… Son los manifestantes que han bloqueado la ciudad.

“Todo se produce en movimientos muy rápidos. La actividad es aparentemente normal, pero de pronto puede aparecer un grupo de manifestantes y la Policía corta las calles”, explica Carmelo Encinas, director de Opinión en 20minutos.es, que estos días se encuentra en Hong-Kong.

Los manifestantes comenzaron las protestas en oposición a un proyecto de ley de extradición que permitía enviar a delincuentes a China continental para ser juzgados. Pero la ‘sentada’ en el aeropuerto de este lunes, que ha provocado el cierre, va en relación a la brutalidad policial, ya que 45 personas resultaron heridas en la represión del fin de semana.

[Agentes de Hillary Clinton habrían dado información falsa al FBI sobre Donald Trump, revelan nuevos documentos]

La mayoría de manifestantes son pacíficos y, sobre todo, muy jóvenes, puede haber incluso “chavales de instituto”. Van vestidos de negro, con un casco amarillo y con mascarillas. Y desde que resultó herida una joven en el ojo, también llevan parches en señal de protesta.

Con la llegada de manifestantes, que utilizan las redes sociales para agruparse y el metro para moverse, llega la presencia masiva de la Policía, que empieza a cortar calles. “Yo no he visto cargas masivas, solo hay cargas puntuales contra los que tiran objetos. En términos generales, los chicos son muy pacíficos, así que no puede haber cargas”, cuenta Encinas.

El problema principal está en el aeropuerto. Un total de 5.000 manifestantes han provocado que el Gobierno haya cancelado todos los vuelos. Pero de nuevo, el pacifismo es la nota imperante. “Están sentados y solo reparten papeles, pero impiden que la gente se mueva”, añade.

Miles de personas se han quedado atrapadas este lunes en el aeropuerto de Hong Kong. Han visto cómo sus vuelos eran cancelados, pero aún no saben cuándo podrán salir de la isla.

[EE. UU.: China actúa como un “régimen matón” por filtrar información privada de una funcionaria en Hong Kong]

Tras un breve respiro a primera hora del martes durante el que pudieron despegar y aterrizar varios aviones, la autoridad aeroportuaria anunció que el servicio de facturación quedaba suspendido a las 16:30 horas locales. Otros vuelos que habían completado el proceso saldrían con normalidad.

No se esperaban problemas en las llegadas, aunque docenas de vuelos con destino Hong Kong ya habían sido cancelados, agregó la autoridad, que aconsejó a la población que no acuda al aeródromo, uno de los centros de conexiones más transitados del mundo.

Aunque Beijing tiende a definir el concepto de terrorismo de forma vaga, aplicándolo especialmente a movimientos antigubernamentales no violentos en regiones minoritarias como Tíbet y Xinjiang, el uso del término en relación con Hong Kong planteó la posibilidad de que se intensifique la violencia y la posible suspensión de los derechos legales de los detenidos.

A través de 20 Minutos y AP.

Le puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Categorías: Mundo