Redacción BLes – El ministro de Defensa ruso dijo el domingo que su gobierno no planea desplegar misiles en Europa siempre y cuando Estados Unidos tampoco lo haga. 

En un comunicado emitido por el canal de televisión Rossiya-24 y recogido por Reuters Sergei Shoigu afirmó:

“Todavía nos atenemos a eso. A menos que existan tales sistemas en Europa (desplegados por Washington), no haremos nada allí”.

[Presidente Trump: Ayudando a aquellos que desesperadamente necesitan ayuda. Nada detendrá lo que viene…]

Este anuncio llega apenas semanas después de que Estados Unidos se retirara del tratado de las Fuerzas Nucleares Intermedias (INF por sus siglas en inglés) el 2 de agosto, firmado por primera vez en 1987 por el presidente Ronald Reagan y el secretario general soviético Mikhail Gorbachev.

El acuerdo nació con el objetivo de reducir la capacidad de ambos países para lanzar un ataque nuclear sin previo aviso y prohibía desarrollar cualquier misil terrestre que tuviera un alcance de entre 498 y 5471 kilómetros. 

[La epidemia del opio, el letal problema que Trump quiere cortar de raíz]

Washington alegó hace seis meses que Rusia había roto el tratado al desplegar un tipo de misil no permitido, en referencia al Novator 9M729 (SSC-8, según la clasificación de la OTAN) y que, de acuerdo con EE. UU., infringe el tratado al superar los 500 kilómetros de alcance.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró el 2 de agosto que el presidente de EE. UU., Donald Trump, desea iniciar “un nuevo capítulo en busca de una nueva era del control de armas” que vaya más allá de los tratados bilaterales, como el suscrito con Moscú, y favorezca la participación de otras potencias, como Pekín.

“De ahora en adelante, EE. UU. urge a Rusia y China a que se unan a nosotros en esta oportunidad de ofrecer resultados reales de seguridad a nuestros países y al mundo entero”, subrayó Pompeo.

Pekín no forma parte de ningún tratado de desarme y, actualmente, posee la “fuerza de misiles más grande y diversa del mundo, con un inventario de más de 2.000 misiles balísticos y de crucero”, detalló en abril de 2017 ante el Senado el ex jefe del Comando del Pacífico de las Fuerzas Armadas de EE. UU., Harry Harris.

Desde que en octubre de 2018, Trump anunciara su intención de retirarse del tratado el mandatario ha estado dando señales de que China es un factor importante en esa decisión.

Le puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Temas: Categorías: Mundo