Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza kurdo-árabe que cuenta con el respaldo de Estados Unidos, lanzó lo que consideran la “ofensiva final” contra los últimos reductos del ISIS en territorio sirio. Tras el inicio del ataque se registraron “duros combates”, aunque los altos mandos de las FSD estiman que en pocos días la misión debería estar concluida.

Le puede interesar: ISIS, Afganistán y Corea del Norte: los avances de la gestión Trump hacia la paz.

“Hay duros combates en estos momentos. Hemos lanzado un asalto (a las posiciones de los yihadistas) y los combatientes están avanzando”, dijo este domingo a la agencia de noticias AFP un comandante de las FSD. Según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dichos progresos se lograron en áreas poco pobladas y agrícolas de Deir al Zur.

El Observatorio sirio agregó que las milicias, mayoritariamente kurdas, estrecharon el cerco sobre el ISIS, que se vio obligado a escapar a las zonas habitadas que quedan bajo su control en esta región. Las FSD prepararon durante una semana el asalto final a la espera de que más civiles abandonaran los lugares donde previsiblemente habría combates.

Victoria de Fuerzas de Siria Democrática (FSD) sobre ISIS
Victoria de Fuerzas de Siria Democrática (FSD) sobre ISIS

Miles de detenidos

Las FSD estiman que ISIS aún controla un área de 2 kilómetros cuadrados entre la aldea de Baghuz y la frontera con Irak. El portavoz de las fuerzas kurdo-árabes, Mustafa Bali, dijo que el número de combatientes yihadistas seguramente llega a los 600, en su mayoría extranjeros. Desde que los combates se intensificaron, más de 37.000 personas, en su mayoría mujeres y niños de combatientes yihadistas, abandonaron la zona hacia sectores controlados por los kurdos.

Este número incluye a unas 3.400 personas que fueron interceptadas por las FSD bajo sospecha de tratarse de combatientes del ISIS que buscaban infiltrarse entre los desplazados para escapar del cerco.

Se estima que varios centenares de esas personas aún están detenidas. En la actualidad, el gobierno de Bashar al Assad controla aproximadamente dos tercios del territorio de Siria, salvo un bastión yihadista en Idlib, las zonas bajo control kurdo y la región dominada por las FSD.

Fuente DW

Ir a la portada de BLes

Categorías: Mundo