Redacción BLes – El Partido Comunista de China (PCCh) aprobó una ley que viola el acuerdo internacional que aseguraba la autonomía de Hong Kong y logró que 53 países, casi todos totalitarios, apoyaran su decisión.

Asimismo, en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza, donde se leyó la declaración en la que se comunicaba sobre la ley que se considera que da muerte de la autonomía de Hong Kong, otros 27 países expresaron su rechazo a la misma, informó Axios el 1° de julio.

La mayoría de los países que mostraron aceptación por la ley impuesta por el PCCh, 40, también recibieron financiación de este, por el controvertido proyecto de infraestructura de La Franja y la Ruta impulsado por el régimen chino.

Es claro que las grandes inversiones del PCCh dan varios tipos de resultados: “Beijing ha aprovechado efectivamente el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para contrariar a las mismas actividades para las que fue creado”, indicó Bethany Allen-Ebrahimian de Axios.

La infiltración del régimen chino en muchas de las grandes organizaciones internacionales ha llamado fuertemente la atención, dado que tal influencia puede prestarse para manipular la opinión internacional en su favor.

En este caso, Cuba se adhirió al PCCh, en tanto que Reino Unido lideró a los 27 países que criticaron la violación del tratado internacional que protegía a los hongkoneses.

De acuerdo con la clasificación de Freedom House [una organización no gubernamental que investiga y promociona la democracia, la libertad política y los derechos humanos] se notan las tendencias que caracterizan a los países que integran los dos grupos resultantes de esta confrontación en Ginebra.

Por un lado, los “libres” como Reino Unido, Australia, Canadá, Japón y otros países europeos y por el otro los países “no libres” o “parcialmente libres”, entre ellos los mayores violadores de los derechos humanos como Corea del Norte, Arabia Saudita, Siria y otras naciones africanas.

Es de notar que el mismo régimen chino forma parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a pesar de sus abusos sistemáticos de los derechos humanos y de su cuestionable manejo de la pandemia del virus CCP (coronavirus) que comenzó en el país y que genera cerca de 600.000 muertos en el mundo entero.

Al respecto, resulta contundente la declaración de Hillel Neuer, director ejecutivo de U.N. Watch, una organización no gubernamental cuya misión declarada es “monitorear el desempeño de las Naciones Unidas con el criterio de su propia Carta”.

“Permitir que el opresivo e inhumano régimen de China elija a los investigadores mundiales sobre libertad de expresión, detención arbitraria y desapariciones forzadas es como convertir a un pirómano en jefe de bomberos de la ciudad”, reprochó Neuer.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds