Las bolsas reaccionan con pánico ante la propagación de la pandemia y la respuesta de gobiernos e instituciones económicas.

A las 15:25 CET la Bolsa de Sao Paulo caía un 15% y había suspendido por segunda vez sus operaciones. Mientras tanto, las principales bolsas europeas retrocedían poco antes del cierre más de un 10% tras las tibias medidas anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE), que no logró tranquilizar a los mercados.

En Wall Street, los intercambios se suspendieron poco después de la caída del 7% del S&P 500 en la apertura, luego del anuncio en la noche anterior de que el Estados Unidos suspendería los vuelos procedentes de Europa.

El hundimiento de dicho índice, que incluye a las empresas más importantes de la plaza neoyorquina, activó un mecanismo que interrumpe los intercambios por un cuarto de hora en un intento de detener la sangría. El lunes ya había ocurrido lo mismo en la bolsa de Nueva York tras una caída de más del 7% del S&P 500.

Se desploma la Bolsa de Buenos Aires

Por otro lado, en Argentina la prima de riesgo continuó este jueves su escalada sin freno y en las primeras horas de operaciones perforó la barrera de los 3.000 puntos básicos para escalar un 8,8% y ubicarse en 3.233, en el nivel más alto de los últimos quince años afectada por las turbulencias que sacuden los mercados mundiales. En los primeros minutos de operación, el índice S&P Merval se derrumbaba este jueves un 8,93% hasta los 28.444,01 puntos; mientras que el S&P BYMA Índice General caía un 8,66% a 1.222.173 unidades.

El derrumbe de las principales plazas bursátiles europeas y de Wall Street sumó incertidumbre en los mercados argentinos, que abrieron con una marcada tendencia a la baja en momentos en que el Ejecutivo en Buenos Aires negocia una reestructuración de su deuda pública.

Fuente: DW

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds