En medio de los reclamos que varios países han hecho al régimen chino por la mala calidad de los equipos de protección personal (PPE, por la sigla en inglés) que les vendió, se supo que le cobró a Italia los equipos que este país le había donado previamente.

Italia donó al régimen chino toneladas de PPE en solidaridad con su pueblo al iniciarse el brote del virus del PCCh (Partido comunista de China), y luego recibió de vuelta tan solo parte del mismo equipo, viéndose obligada a pagar por él acosada por la necesidad según Spectator.

“Es tan poco sincero que los funcionarios chinos digan ahora que son ellos los que ayudan a los italianos o los que ayudan al mundo en desarrollo cuando, de hecho, son ellos los que nos han infectado a todos”, denunció un alto funcionario de la administración estadounidense.

Por su parte España encontró que 640.000 mascarillas que compró al régimen chino eran defectuosas, y Holanda retiró 1.3 millones de estas por la misma razón.  

Estos hechos agravan aún más la controvertida actuación del régimen comunista chino ante el brote del virus del PCCh ocurrido en su territorio.

No solo ocultó la aparición del peligroso agente infeccioso por cerca de dos meses, impidiendo que el mundo se protegiera oportunamente, sino que persiguió a los médicos que avisaron del enorme riesgo que este implicaba.

Luego, en alianza con la Organización Mundial de la Salud (OMS, por la sigla) disfrazó el desastroso efecto que ahora causa decenas de miles de muertes alrededor del mundo, diciendo que no se transmitía de persona a persona.

Posteriormente lanzó una campaña internacional pretendiendo culpar al ejército de los Estados Unidos por la dispersión del virus del PCCh, y después siguió diciendo que donaría PPE a los países afectados, en un intento por mejorar su ya deteriorada imagen internacional.

“La desinformación que China ha publicado está paralizando las respuestas en todo el mundo. Estábamos un mes atrasados porque los chinos no compartían información”, agregó el alto funcionario citado por Spectator.

Aún ahora se duda de la veracidad de la información entregada por el régimen chino, porque varios indicios señalan que los casos de infección y las muertes causadas por el virus del PCCh son mucho más numerosos de los reportados.

“Por supuesto que deberían estar ayudando. Tienen una responsabilidad especial de ayudar porque son los que comenzaron la propagación del coronavirus y no dieron la información necesaria al resto del mundo para planear en consecuencia”.

Ante el desacertado manejo que el régimen chino ha dado a la impactante contaminación ha sido demandado varias veces.

Hay quienes creen que el virus del PCCh se desarrolló como un arma biológica, razón por la cual en una de las demandas se le reclama una indemnización de 20 mil millones de dólares.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.