Redacción BLes– Taiwán refuerza sus sistemas de defensa militar frente al incremento de las invasiones del Partido Comunista de China (PCCh) a su espacio aéreo, se registraron 7 transgresiones durante los últimos 9 días.

En consecuencia, el Instituto Nacional Chung-Shan de Ciencia y Tecnología programó dos días para la prueba de misiles de fabricación taiwanesa, el 24 y el 25 de septiembre, informó South China Morning Post (SCMP) del 25 de septiembre. 

Los misiles fueron lanzados desde el condado oriental de Taitung y desde la base militar de Jiupeng, ubicados en el condado de Pingtung.

Como parte de sus agresiones, el Ejército de Liberación del Pueblo (PLA, por la sigla en inglés) del PCCh envió múltiples aviones de guerra, entre ellos los cazas Jian-10 y Sukhoi Su-30- al suroeste de Taiwán.

Por su parte, la Fuerza Aérea de Taiwán envió sus propios aviones para vigilar a los invasores y advertirles de su agresión.

Los tripulantes de las naves de combate del PCCh contestaron por radio que no existía la línea mediana que los taiwaneses les advirtieron que habían cruzado.  

Es probable que los misiles probados por Taiwán fueran Tien Kung-3 (Sky Bow-3), tierra-aire, de 200 km de alcance, diseñados para interceptar misiles guiados desde el continente, informó un funcionario jubilado del instituto, no identificado por el SCMP. 

No obstante, otros medios locales mencionaron la posibilidad de que se tratara de anti-buques supersónicos Hsiung Feng III o Tien Kung-3. El Instituto no definió las características de los misiles lanzados. 

Las tensiones en el Estrecho de Taiwán han ido en aumento por las incursiones de Beijing, a las cuales han respondido Washington y Taipei.

Taiwán cuenta además con el respaldo militar de Estados Unidos, Australia, Japón y Corea del Sur con los que estableció convenios e intercambio militares.

Precisamente en estos días, el ejército del Reino Unido realiza uno de los ejercicios más poderosos que puedan ser desplegados por uno de los miembros de la OTAN, de acuerdo con Naval News del 23 de septiembre. 

El centro de las demostraciones es el portaaviones HMS Queen Elizabeth, de más de 65.000 toneladas y con 1.680 tripulantes, que extenderá sus operaciones hasta el 28 de septiembre. 

En él se embarcó el mayor número de aviones de combate, mientras se prepara para ubicarse en el Grupo de Ataque de Portaaviones de la OTAN a cargo del Reino Unido.

En su plataforma alberga dos escuadrones de aviones ‘invisibles’ F-35B, el Escuadrón 617 de la RAF (Los Dambusters) y el VMFA-211 del Cuerpo de Marines de EE. UU. (Los Vengadores de la Isla de Wake). También a 14 aviones de combate y ocho helicópteros Merlin.

Por otro lado, también la semana pasada 18 aviones militares del PCCh invadieron la línea media que separa el espacio aéreo de Taiwán, en represalia por la visita a la isla del Subsecretario de Estado de Estados Unidos, Keith Krach.

Durante su visita Krach dialogó con el gobierno taiwanés sobre estrategias comerciales y militares.

Beijing considera a Taiwán como parte de su territorio, a pesar de que esta cuenta con un gobierno democrático independiente, y de que se defenderá para repeler cualquier ataque iniciado por el PCCh. 

Jose Hermosa – BLes.com