DARPA analizó la investigación de coronavirus de EcoHealth en 2018 y decidió que era “muy peligrosa”. La empresa finalmente logró el apoyo de Fauci y continuó la investigación en China.

El grupo de periodismo investigativo Project Veritas, filtró esta semana una serie de documentos clasificados de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) que demuestran un vínculo entre el Dr. Anthony Fauci, la empresa EcoHealth Alliance y el Instituto de Virología de Wuhan.

En un reporte dirigido al Inspector General del Departamento de Defensa y escrito por el Mayor del Cuerpo de Marines de EE UU., Joseph Murphy, se lee que la ONG EcoHealth Alliance se acercó a DARPA en marzo de 2018, en busca de fondos para realizar una investigación de ganancia de función de los coronavirus transmitidos por murciélagos.

La propuesta, denominada Proyect Defuse, fue rechazada por DARPA por preocupaciones de seguridad y la noción de que viola la moratoria de investigación funcional de virus peligrosos.

La ganancia de función es un tipo de experimento que permite modificar geneticamente un virus para dotarlo de características que naturalmente no tiene, esto puede ser, por ejemplo, quitarle letalidad hasta un punto que sea óptimo para generar una pandemia.

Como es de público conocimiento, EcoHealth terminó asegurando su financiación del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), que dirige Fauci, y trabajando en cooperación con el Instituto de Virología de Wuhan en coronavirus.

Bajo el tutelaje de Fauci, EcoHealth recibió un financiamiento por US$ 3.748.715 para “Investigar y entender el riesgo de nuevos coronavirus de murciélagos“. Este dinero fue utilizado para establecer varios laboratorios en Estados Unidos y por lo menos uno en China —el Instituto de Virología de Wuhan— para esta investigación.

Fauci ha negado bajo juramento en varias testificaciones ante el Senado que EcoHealth llevara a cabo experimentos de ganancia de función. Pero según los documentos obtenidos por Project Veritas que describen por qué se rechazó la propuesta de EcoHealth, DARPA ciertamente clasificó la investigación como ganancia de función.

Cómo el documento llegó a las manos de Project Veritas

Según reveló el CEO de Project Veritas, James O’Keefe, un informante dentro de DARPA les proporcionó este documento. A pesar de que el documento era clasificado, y no se podía acceder al mismo en las bases de datos públicas de la Agencia, no estaba marcado como tal.

El informante le dijo a O’Keefe que probablemente el documento estaba en proceso de ser eliminado cuando él lo interceptó, y por eso se le sacó la marca de clasificado.

Project Veritas se acercó a DARPA para obtener comentarios sobre los documentos ocultos y habló con el Jefe de Comunicaciones, Jared Adams, quien le dijo: “No me parece normal”, cuando se le preguntó sobre la forma en que los documentos estaban clasificados.

“Si algo reside en un entorno clasificado, entonces debe estar debidamente marcado”, dijo Adams. “No estoy nada familiarizado con los documentos sin marcar que residen en un espacio clasificado, de hecho, no deberían existir“.

“¿Quién en DARPA tomó la decisión de enterrar el informe original? Podrían haber levantado banderas rojas al Pentágono, la Casa Blanca o el Congreso en su debido momento, lo que podría haber evitado toda esta pandemia que ha provocado la muerte de 5,4 millones de personas en todo el mundo y causado mucho dolor y sufrimiento a muchos millones más”, dijo O’Keefe en un video que subió a redes sociales pero que fue censurado por Twitter y Facebook.

Fuente: Derechadiario.com.ar