¿Acudirían más personas al médico o tomarían más precauciones si pudieran ver los signos del cáncer de piel en su cuerpo? Un equipo de profesores de la Brigham Young University (BYU) y la Universidad de Utah han tratado de responder a esta pregunta a través de un estudio que tenía como objetivo buscar las formas más efectivas de influenciar en las personas para que se hagan una prueba de detección de este tipo de cáncer.

Tras estudiar a un grupo de más de 2.200 adultos entre 18 y 89 años, los investigadores descubrieron que la estimulación visual a través de fotografías que muestran los efectos de los rayos UV en la piel tuvieron un mayor impacto en estos sujetos, más propensos a partir de ese momento a utilizar protector solar o ropa protectora.

“Hablar de cáncer de piel inspira temor, pero las imágenes fueron tan poderosas que hicieron actuar a las personas”, ha asegurado Kevin John, profesor asistente en BYU y uno de los autores del estudio.

Para localizar el método más efectivo, los investigadores emplearon varios métodos, entre ellos, mostrar datos de personas, fotos de archivo de otras personas al sol, imágenes donde se eliminaron los lunares… Asimismo, tomaron fotografías especiales empleando para ello un sistema de análisis de complexión VISIA UV, que les permitió capturar los daños en la piel en las caras de los miembros del equipo investigador.

La imagen que muestra cómo daña el sol la piel aunque no se vea
La imagen que muestra cómo daña el sol la piel aunque no se vea

Este método es capaz de revelar el daño existente en la piel causado por la exposición a la luz ultravioleta (UV), invisible a simple vista.

Según John, estas imágenes “fueron las más efectivas a la hora de influenciar en alguien para que cambie su comportamiento, lo que nos indica que estas son las imágenes que debemos utilizar para convencer a las personas de que se hagan una prueba de detección del cáncer”.

A través de 20 Minutos.

Glifosato, el agroquímico que podría tener un impacto aún más severo que el cáncer

Uno de los herbicidas más empleados para el cultivo en el mundo podría traer efectos adversos para la salud de diversas maneras

Redacción BLes – La multinacional Bayer se encuentra actualmente en el ojo del huracán debido al número de denuncias de afectados que ha venido en aumento, declarando haber sido víctimas del químico herbicida Roundup, producto estrella de la filial Monsanto Co.

Y si bien a las indemnizaciones se suman unos 2.000 millones de dólares de una reciente demanda, Bayer podría no pagar por completo ese monto debido a los 1.000 casos pendientes que generan preocupación entre los inversionistas y agricultores que aún dependen del herbicida por sus precios accesibles.

Sin embargo, hasta ahora el cáncer solo contaría como uno de los efectos perjudiciales del producto, en un estudio publicado en el año 2011 se demuestra cómo el agente activo del Roundup también tiene un impacto dañino capaz de contaminar las aguas, donde perdura por más tiempo de lo pensado.

En ese mismo sentido, la agencia Reuters informó el mismo año sobre las investigaciones publicadas relacionadas con el grado de contaminación del aire en los cultivos agrícolas y los serios efectos que provoca para los suministros alimenticios.

Conforme a lo recogido por el diario El Perfil, hasta ahora las supuestas regulaciones que determinan el uso adecuado del químico para la ingesta humana en Estados Unidos y Europa son meramente indicaciones anticuadas, las investigaciones han arrojado indicios de que el glifosato incluso puede causar enfermedades en mamíferos y sus daños pueden extenderse por varias generaciones tras una exposición inicial.

Frente a la discusión sobre los efectos cancerígenos que han sido vinculados a la aspersión de este herbicida en cultivos, en el año 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, el cual es parte de la Organización Mundial de la Salud, afirmó que el glifosato probablemente es cancerígeno, según lo recogido por el medio Internacional BBC

Por otro lado, la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA por sus siglas en inglés) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) se abstuvieron de decir lo mismo. Según lo recogido por el diario argentino, ambas organizaciones habrían pagado a investigadores vinculados a la industria para realizar los respectivos estudios, los cuales no se hicieron públicos.

En este contexto, un estudio publicado en el mes de abril señaló que el glifosato podría perturbar las funciones biológicas a través de generaciones. Dentro del ámbito de la biología uno de los temas que ha causado más polémica últimamente es la epigenética, que de acuerdo con la BBC hace referencia a una condición genética que hace que los genes se modifiquen sin que se altere el código del ADN.

Lo que implica que algunas etiquetas químicas que se encuentran en el ADN se agreguen o se eliminen dependiendo de los cambios en el entorno en el que vivimos.

El estudio fue liderado por Michael Skinner, profesor de la universidad del Estado de Washington junto con algunos colegas y consistió en realizar un experimento con ratas para comprobar los efectos nocivos del glifosato, descubriendo que estos no se distinguían al interior del organismo al que se le suministraba una dosis sino en el organismo de las dos siguientes generaciones de especies descendientes.

Este grupo de ratas mostraba una tendencia hacia la enfermedad prostática, la obesidad, fallos renales, enfermedades en los ovarios y algunas otras anomalías de nacimiento.

Con los avances de la medicina y la información divulgada desde distintos sectores comprometidos en temas del área de la salud parece que se comparten más puntos de vista sobre los efectos dañinos que trae para la salud humana y el medio ambiente.

Solo queda ver hasta que instancias podría llegar todo el entramado panorama de acciones legales que recaen sobre la empresa dueña del producto y la batalla informativa que conduce el desenlace sobre el verdadero alcance del producto, tanto para la salud de las poblaciones humanas como en el impacto real que genera su uso en el medio ambiente.

Cómo proteger nuestra piel del peligro de los rayos solares excesivos

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

La excesiva exposición de nuestra piel a los rayos solares tiende a debilitarla y a acelerar su envejecimiento prematuro además de hacerla perder elasticidad.

Por eso es importante protegerla de los efectos de los rayos ultravioleta, en particular.

Para empezar conviene evitar los rayos solares sobre la piel entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde, lo que por otro lado implicaría el disfrutar del astro rey antes o después de ese horario, explicó la Dra. Ana Duarte, dermatóloga pediátrica, según CNN.

Igualmente, procurar protecciones adicionales que nos cubran la piel, como las sombrillas o los sombreros en caso de que no estemos bajo techo.

De todas maneras aplicarnos el protector solar adecuado cuando queramos estar bajo la radiación solar. La especificación debería ser de al menos 30 SPF (sigla del inglés Sun Protection Factor, o factor de protección solar).

Otra característica del protector solar que nos conviene es que sea resistente al agua.

En cuanto al manejo, conviene renovar la aplicación sobre la piel cada dos horas, y en caso de estar dentro del agua la frecuencia recomendada sería de cada 30 minutos.

Es de aclarar que las personas con tonos de piel clara sufren una mayor afección en la piel, causada por los rayos solares.

Agravantes

Aumentan los riegos, y por tanto la necesidad de proteger más la piel de los efectos nocivos de los rayos solares, si tenemos antecedentes personales o familiares de cáncer de piel o debilidad del sistema inmune.

Una medida aproximada de la cantidad de líquido protector a utilizar está dada por la que quepa en el cuenco que se forma con la mano, y asumiendo que ya parte del cuerpo está protegido por camisas adecuadas.

Una noción errónea

La apariencia de una piel bronceada se considera atractiva, no obstante podría estar dando indicios de que, en realidad, ha sido estropeada, envejecida y quemada por los rayos solares u otros.

José Ignacio Hermosa – BLes

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Salud