Redacción Bles – Una de las etapas más hermosas de una mujer es la maternidad y es necesario tener una buena alimentación durante el periodo de lactancia para proteger y alimentar al bebé, sin descuidar a la madre.

De acuerdo a un artículo de Cuerpo Mente, incorporar los siguientes alimentos favorecerán la producción óptima de leche materna y, a su vez, favorecerá la salud de la madre y del recién nacido.

  1. Alfalfa germinada: para nutrir la sangre y favorecer la segregación de leche. Toma un puñado por día.
  2. Espirulina: esta microalga es rica en aminoácidos y clorofila, compuestos que mejoran la composición de la sangre. Consumir 2 a 6 cápsulas al día.
  3. Hojas verdes variadas: las verduras de hoja verde son muy densas nutricionalmente. Además de clorofila, aportan vitaminas y minerales en dosis elevadas. Cada día disfruta de un plato grande de diferentes verduras de hoja verde.
  4. Mijo: según la medicina tradicional china, tonifica el bazo y el sistema digestivo para favorecer una correcta absorción de nutrientes. Se puede usar tanto en recetas dulces como saladas, 3 veces a la semana.
  5. Melocotón: el color naranja de esta fruta indica su riqueza en betacaroteno. Tonifica el sistema digestivo y ayuda a una mejor formación y composición de la sangre y, por tanto, de la leche. Come 1 cada dos días.
  6. Levadura nutricional: rica en proteínas y en vitaminas del grupo B, hace que la leche resulte más nutritiva. En la cocina se añade a cremas de verduras o para dar sabor a queso. La dosis ideal es 1 cucharada de levadura nutricional al día.
  7. Cebada: es uno de los cereales más recomendados para la salud de la mujer. Junto con la avena, son los dos considerados galactogogos. Lo mejor es prepararlos 3 veces a la semana en forma de porridge o crema dulce para hidratar el cuerpo y favorecer la correcta nutrición de la madre.
  8. Horchata de chufa: ayuda a generar leche porque nutre la sangre y, al tener mucha agua, hidrata. Es rica en micronutrientes, entre ellos minerales como fósforo, magnesio, potasio, calcio y hierro. Disfruta de 1 vaso cada día.
  9. Semillas de cáñamo: el cerebro del bebé necesita grandes cantidades de ácidos grasos insaturados de cadena larga, es decir omega-3 y omega- 6. Las semillas de cáñamo son fuentes ideales de omega-3. Semillas ricas en omega-6 son las de girasol y las de sésamo. Toma 2 cucharadas diarias.
  10. Remolacha: este tubérculo rojo y dulce es ideal para nutrir la sangre. Rica en vitaminas y minerales, permite gran variedad de preparaciones en la cocina y, como todos los tubérculos, es rica en hidratos de carbono, que dan energía. Consume remolacha 2 veces a la semana.

Por otro lado, no son convenientes los embutidos, las carnes rojas, los quesos curados, las grasas trans y los fritos. Limita los alimentos demasiado fríos (son muy yin) y antigalactogogos como la albahaca, el perejil, el apio o la salvia; agrega el mismo sitio web.

Come 5 veces al día. Toma segundo desayuno y merienda para estar bien nutrida. Al dar el pecho a tu bebé necesitas un aporte extra de 500 calorías sobre tu dieta habitual. Dale el pecho siempre que sienta hambre.

IMPORTANTE: Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende en absoluto reemplazar la visita a su médico, nutricionista o especialista. Ante cualquier inquietud consulte a un profesional.

Te puede interesar: Este médico oriental explica cuál es la raíz de las enfermedades y cómo eliminarlas

videoinfo__video2.bles.com||edc802b28__

Ad will display in 09 seconds