El incidente, eso sí, no ha causado heridos tras un desvío inusual nada más arrancar.

Jeff Bezos y su experiencia espacial no va por buen camino. La empresa del fundador de Amazon ha sufrido el lunes su primer fracaso en un lanzamiento. No había nadie a bordo del cohete de Blue Origin, solo experimentos científicos, según explicó la empresa.

“Parece que hemos experimentado una anomalía en el vuelo de hoy. No estaba previsto y aún no tenemos detalles, pero nuestra cápsula de tripulación ha podido salir con éxito. Seguiremos su progreso hasta el aterrizaje. Como pueden ver, los drogues se han desplegado y los principales van a ser extraídos a continuación”, comentaron desde la compañía.

El cohete se desvió sobre el oeste de Texas un minuto después del despegue, según la reconstrucción del suceso. El sistema de abortar el lanzamiento de la cápsula se activó inmediatamente, levantando la nave espacial.

Varios minutos después, la cápsula cayó en paracaídas sobre el suelo del desierto. La comentarista del lanzamiento de Blue Origin lo calificó de “anomalía”, pero en ese instante no dio más detalles.

Este ha sido el vigesimotercer vuelo del programa New Shepard, que lleva el nombre del primer estadounidense en el espacio, el astronauta de Mercury Alan Shepard. Es el mismo tipo de cohete y cápsula que Blue Origin utiliza para enviar personas en un viaje de 10 minutos al borde del espacio.

Fuente: 20minutos.es