A través de su cuenta de Facebook, la joven compartió una imagen que le ha dado la vuelta al internet.

Las personas que tienen una adicción a un enervante viven toda una historia de terror. Padecen dependencia, viven rupturas familiares, cambios físicos y daños en la salud. La historia de la joven Amber Hoffman, ‘impactó’ con los cambios físicos que experimentó al dejar las drogas.

En su cuenta de Facebook, la joven compartió una foto que le ha dado la vuelta al internet. En los años de adicciones llegó a pesar 42 kilos.

“En la fotografía de la izquierda estaba viviendo en las calles, viviendo con miedo, con dolor, adicto a la metanfetamina y la heroína, y lista para que finalmente terminara mi vida”, escribió la joven.

Explicó que durante este periodo perdió más de 18 kilos. Aseguró que estuvo a punto de morir en dos ocasiones por una endocarditis, indica Milenio. Además de que se “le hizo un agujero en el corazón”.

“Mi mamá tomó esa foto cuando fue a rescatarme”, agregó.

Tras nueve meses limpia –sin consumir drogas y después de una operación al corazón– la joven se tomó una foto. Lució una apariencia más fortalecida y con vida.

“Tomé esta foto esta noche. No me importaban los ángulos. Solo quería mostrar mi felicidad. Luché durante meses en el hospital, sobreviví a la cirugía cardíaca, gané 18 kilos, tengo un lugar para vivir, una mi familia y con mis dos gatos que me ayudan”, reveló la joven.

Las imágenes –ahora virales del antes y el después –las ocupó para invitar que dejen las drogas y vivan una vida sin dependencia. La drogadicción sí se puede superar.

“La recuperación es posible y merece la pena”, concluyó su publicación.

Fuente: elimparcial.com