Redacción BLesDurante el último fin de semana se pudo ver montones de mensajes en las redes sociales denunciando que Google en una de sus últimas actualizaciones instaló una especie de aplicación sin previo aviso ni consentimiento del usuario, el cual funciona como rastreador de casos cercanos del Virus PCCh.

Google respondió a las acusaciones un comunicado oficial a varios medios de comunicación, donde confirmó la instalación de un sistema de notificaciones a la exposición del virus, el cual fue “distribuido automáticamente” sin el consentimiento de los usuarios, aunque señaló para excusarse que las notificaciones de exposición están habilitadas solo si el usuario lo activa.

En el comunicado también admitió que los desarrolladores de Silicon Valley trabajaron de modo interdisciplinario con las autoridades del sistema de Salud Pública del estado de Massachusetts, para crear un sistema más eficiente. 

El comunicado de Google se produjo luego de que numerosos usuarios en Massachusetts afirmaron en todas las redes sociales y en las reseñas de aplicaciones de Google que el servicio se instaló sin que ellos lo supieran.

Uno de los mensajes explica cómo comprobar si su teléfono recibió la actualización: 

“Si tiene un teléfono Android, vaya a Configuración, luego a Configuración de GOOGLE y estará allí. Si tienes un iPhone, ve a configuración, privacidad y luego salud. No creo que realmente superes lo que están tratando de hacer aquí”.

En mayo del 2020, Apple y Google ya habían publicado una declaración conjunta en la que explicaban que estaban desarrollando una interfaz de programación de aplicaciones (API) para ayudar a los funcionarios de salud pública a informar a las personas que pueden haber estado expuestas al coronavirus. 

“Lo que hemos creado no es una aplicación, sino que las agencias de salud pública incorporarán la API en sus propias aplicaciones que la gente instala”, dice el comunicado.

En otras palabras, la API es un marco que permite que las aplicaciones desarrolladas por otras agencias funcionen en su teléfono, es lo que pretende hacer comprender Google en el comunicado. 

De ser cierto lo que comunica, los usuarios de teléfonos deciden si quieren utilizar la función de notificaciones de exposición encendiéndola en la configuración y luego descargando una aplicación compatible. De todos modos muchos usuarios dudan de que realmente el sistema permanezca realmente bloqueado.

Le recomendamos: Antes de ser una “AMENAZA”, los DEMÓCRATAS le pidieron consejos económicos a Trump

Ad will display in 09 seconds

Cada vez existe una presión mayor en todos los países para que los ciudadanos descarguen las aplicaciones de cuidados contra el Virus PCCh, y en caso de contraerlo notificarlo en la aplicación. De ser así Google podría identificar esa notificación y activar la señal de alarma por medio del sistema de notificaciones de exposición al virus. 

El temor de los usuarios en gran parte radica en las denuncias que indican que Google rastrea a sus usuarios a pesar de que la opción de ‘compartir ubicación’ esté desactivada utilizando otras aplicaciones o manipulando las configuraciones de privacidad.

A finales de mayo, documentos internos de la compañía revelados por Business Insider explican que Google hizo que sea casi imposible que aquellos usuarios que tengan el sistema Android en sus teléfonos celulares, puedan desactivar su ubicación.

Jack Menzel, exvicepresidente que supervisaba Google Maps, dijo que la única forma en que Google no podría averiguar la ubicación de la casa y el trabajo de un usuario es si esa persona despistara intencionadamente a Google utilizando otras direcciones aleatorias como casa y trabajo.

Los documentos fueron solicitados por un juez que lleva adelante un juicio contra Google iniciado por el fiscal general de Arizona que acusa al gigante de Silicon Valley de lucrar con estas prácticas poco transparentes, que además violan las leyes de protección al consumidor.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.