Redacción BLes – Mucho se habla hoy en día de Huawei, la futura red 5G y la guerra comercial entre China y Estados Unidos, sin embargo, no se suele profundizar en el peligro real que supondría la hegemonía tecnológica de la empresa china en todo el mundo. 

Huawei es una empresa tecnológica líder en el sector que, como todas las empresas chinas, responde y acata únicamente las órdenes del Partido Comunista Chino (PCCh)

La empresa se ha convertido en pocos años en uno de los principales fabricantes de dispositivos móviles a nivel mundial, sin embargo, eso es solo un aspecto. 

Huawei, junto a otras empresas punteras de tecnología como ZTE, es la principal proveedora de los sistemas de vigilancia que el régimen comunista chino utiliza para espiar y controlar a su población. 

En especial, el PPCh está muy atento a suprimir todas las creencias espirituales o religiones que se practican en China, salvo aquellas que están controladas por ellos. 

Cristianos, musulmanes, budistas y practicantes de Falun Gong son perseguidos y controlados por las diferentes capas de funcionarios que el partido distribuye a todos los niveles de la sociedad china. 

Según el experto en China Steven Mosher, los funcionarios del gobierno local son castigados si sus superiores encuentran evidencia de expresión religiosa no autorizada en las áreas bajo su control a través de un sistema de “contrato de responsabilidad laboral”, según el medio CNA.

Tras el acuerdo secreto firmado recientemente entre el Vaticano y el PCCh, la situación de los cristianos ha empeorado notablemente en China.

China está sometida a una férrea dictadura comunista desde 1949.
China está sometida a una férrea dictadura comunista desde 1949.

“El problema con cualquier acuerdo secreto es que cualquiera de las partes puede tergiversarlo sin costo alguno porque no hay nada con qué comparar sus declaraciones”, explicó Mosher. 

Por otro lado, en la región de Xinjiang, entre 800.000 y 2 millones de musulmanes uigures han sido detenidos y enviados a “campos de reeducación”, donde se les ha sometido a abusos y adoctrinamiento político.

Según un informe del experto en China Adrian Zenz, el régimen chino ha impuesto un nivel de control sin precedentes sobre la población de Xinjiang, utilizando técnicas de lavado de cerebro originalmente concebidas para “transformar” a los seguidores de Falun Gong -la práctica espiritual que el PCCh prohibió en 1999 y que ha tratado de erradicar en las últimas dos décadas.

Las autoridades chinas utilizan la vigilancia de alta tecnología con reconocimiento facial y una aplicación que rastrea la ubicación de su uasuario para monitorear intensamente a la minoría étnica uigur.

Por su lado, las iglesias cristianas en toda China han sido equipadas con vigilancia por CCTV las 24 horas.

La iglesia protestante más grande de Beijing se vio obligada a cerrar en septiembre pasado luego de que su pastor rechazó una orden del gobierno para permitir que se instalaran cámaras de reconocimiento facial en su púlpito, explica el medio Catholic Herald. 

El ‘Gran Hermano’ chino

Otro elemento de control muy preocupante es el sistema de crédito social implementado por el régimen chino. 

Los ciudadanos dependen del número de puntos acumulados en este sistema para acceder a servicios básicos como poder comprar un billete de avión, obtener un visado para viajar, ser admitido en una universidad o incluso acceder a un empleo. 

La manera en que un ciudadano chino puede acumular su crédito social es a través de una aplicación, desarrollada por el Departamento de Propaganda del PCCh, llamada ‘Estudia la Gran Nación’. 

Esta app incluye noticias y discursos de Xi y teorías socialistas con cuestionarios diarios sobre la información. Los datos del usuario son guardados por el Departamento de Propaganda.

“Le están diciendo a los 94 millones de miembros del Partido Comunista Chino: No se puede creer en nada, excepto en el partido”, afirma Mosher. 

“Debe descargar la aplicación Study Xi Strong China en su teléfono. Necesitas hacer tu media hora de tarea todos los días. Debes responder las preguntas correctamente para permanecer como un miembro del grupo con buena reputación”, explicó Mosher.

El régimen chino utiliza la tecnología de reconocimiento facial para controlar aún más a la población y perseguir a los grupos que les resulta incómodos, como las religiones no controladas por el PCCh.
El régimen chino utiliza la tecnología de reconocimiento facial para controlar aún más a la población y perseguir a los grupos que les resulta incómodos, como las religiones no controladas por el PCCh.

La expansión de la cibervigilancia fuera de China

Amnistía Internacional declaró a The Globe and Mail que Huawei, al ser una importante empresa multinacional controlada por las autoridades chinas, podría ayudar a facilitar la expansión de los métodos de “mantenimiento de la estabilidad” del PCCh más allá de las fronteras de China.

“Las tecnologías de vigilancia que se están desarrollando y desplegando hoy en Xinjiang pronto se venderán y promocionarán a nivel mundial”, explicó William Nee, investigador de Amnistía Internacional, en una entrevista con The Globe and Mail.

“Ahora es absolutamente vital que la comunidad internacional adopte una postura y haga frente a las violaciones de los derechos humanos que se producen en Xinjiang como cuestión de importancia estratégica”, agregó.

En una hipotética construcción de la red 5G, a través de la que pasarían todas las comunicaciones de una zona o país, o en una estructura de cibervigilancia con reconocimiento facial, está garantizado que todos los datos recabados pasarían a las oscuras bases de datos de la inteligencia comunista china. 

Contratar una empresa china para estos servicios sería como pagar por entregar el poder de toda la información de un país a un régimen totalitario y depredador. 

Estados Unidos se ha dado buena cuenta de esto y está tratando, no solo de frenar esa hegemonía tecnológica china dentro de sus fronteras, sino advirtiendo a sus aliados en Europa y al resto del mundo del grave peligro que supone permitir que el PCCh logre ostentar la hegemonía de esa tecnología en el mundo. 

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!