“A mi familia le diría que me dieran lo que es mío por derecho. Estoy sufriendo.”

AUSTRALIA.- Clare Brown heredó una fortuna de 12 millones de dólares de su padre, pero no ha podido acceder al dinero porque no ha cumplido con el requisito de que ella “aporte algo a la sociedad”.

 

“A mi familia le diría que me dieran lo que es mío por derecho. Estoy sufriendo. Entiendo por qué quieren que sea un miembro funcional de la sociedad, sin embargo, tienen que mirar mi diagnóstico y darse cuenta de que eso no va a suceder”, indicó Brown.

 

De acuerdo con Milenioella tiene TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) y está segura de que esta condición no le permite tener un trabajo estable. 

 

“No voy a aprender a conducir porque tengo TDAH. Tengo la capacidad de atención de un mosquito”. 

 

“Millonaria arruinada”

Brown actualmente vive con su pareja y una hija. Se ha autodenominado “millonaria arruinada”, pues siente que no puede hacer nada al respecto.

Sus familiares desean que finalmente ella pueda conseguir un trabajo y “contribuir con la sociedad”. Señalan que en lugar de cumplir los deseos de su padre fallecido, ha hecho lo contrario y que simplemente demanda su fideicomiso.

“No sabemos qué hacer. No hemos hecho otra cosa que amar a Clare.”

Fuente: elimparcial.com