DURHAM, Reino Unido.- Grace Baker-Padden, de 23 años, fue a realizarse un ultrasonido al llevar semanas con vómitos e inflamación en el estómago, síntomas de un embarazo normal. Sin embargo, resultó en un caso muy inusual.

A doce semanas de los síntomas, Grace acudió al Hospital Universitario de North Durham, en Reino Unido donde le diagnosticaron un embarazo molar.

Haz click aquí para seguir leyendo el artículo completo en El Imparcial

Categorías: Tendencias