Los altibajos de cada día pueden estar probando la paciencia de cualquiera, pero para un niño de tercer grado con autismo en Ohio, Estados Unidos, su autobús demorado fue la gota que colmó el vaso.

Afortunadamente, el subdirector estaba allí para LJ incluso después de que se le hubiera acabado la paciencia.

LJ, de ocho años, es estudiante en la escuela primaria Garfield en Marion, Ohio, y lo han diagnosticado síndrome de Down y autismo.

[Vio que su hijo tenía hinchado el estomago y los médicos descubrieron un enorme tumor]

Su madre, Steph Compton, escribió en una publicación de Facebook que sigue llevando a su hijo a Garfield a pesar de que viven en el otro lado de la ciudad debido al apoyo abrumador que ella y LJ han recibido de los maestros y el personal de allí.

Una interacción reciente entre LJ y su subdirector, el Sr. Smith, muestra cuán dispuesto está el personal de la escuela a respaldar a sus estudiantes, incluso en los días malos.

Steph le dijo al medio local WCMH que su hijo es generalmente un niño feliz y que es muy raro que no esté sonriendo.

Entonces, cuando Amber Mckinniss, una estudiante asistente en Garfield, le envió a la madre una foto de LJ tirado en el suelo afuera de la escuela, ella supo que la paciencia del pequeño se había agotado.

[“Parecía un racimo de uvas”: Una joven es diagnosticada con un inusual trastorno de embarazo]

Sin embargo, la madre se sintió extremadamente conmovida al ver que el nuevo subdirector de la escuela hizo todo lo posible para que su hijo se sintiera apoyado.

“Me encanta esto”, escribió Steph. “Aparentemente, LJ estaba teniendo una ‘pataleta’ y él se puso a su nivel para ayudarlo”.

McKinniss, quien tomó la foto, comentó en la publicación de la madre diciendo que ella “tenía” que tomar la foto.

“¡Fue lo más increíble que he visto!”, escribió ella. “Nuestros corazones se derritieron y LJ lo disfrutó”.

Para Steph, este momento captado solo prueba que le escuela primaria Garfield es el mejor ambiente para que su hijo aprenda.

Sigue leyendo:

. Tuvo 10 hijos varones, y cuando creía que ya no volvería a ser madre, llegó una hermosa niña.

. Pensó que estaba embarazada pero a las 12 semanas descubrió que su “bebé” era una masa cancerosa.

. Fotógrafo captura el momento en que una ‘curiosa’ ardilla se detiene a oler una flor.

Le puede interesar:

El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2.000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__

Categorías: Tendencias