Redacción BLes – El Partido Comunista Chino (PCCh) detuvo a varios abogados de derechos humanos y a sus familiares en sus domicilios durante el Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre.

Según el Epoch Times, funcionarios de la policía del PCCh fueron enviados a sus domicilios la noche anterior y durante la mañana del día de los derechos humanos y los encerraron a la fuerza.

La esposa del abogado Wang Quanzhang, Li Wensu; la esposa del abogado Yu Wensheng, Xu Yan, y la esposa del abogado Li Heping, Wang Qiaoling, dijeron que también se les negó el permiso de llevar a sus hijos a la escuela.

Se dice que los guardias son violentos y agresivos. Xy Yan resultó herida cuando las encerraron a la fuerza.

Dijo: “Intenté con todas mis fuerzas empujar la puerta para abrirla, pero dos hombres fuertes la presionaron y la puerta rebotó”.

Se dio cuenta de que su casa había sido cerrada cuando se preparaba para llevar a su hijo al colegio a las 06:30 de la mañana. Había nueve hombres vigilando, con una persona de la agencia de seguridad nacional.

Ese era el trato anual que el PCCh le daba en el Día Internacional de los Derechos Humanos. Este año, sin embargo, la habían encarcelado en casa tres veces.

El marido de Xu, el abogado Yu Wensheng, ha sido condenado ilegalmente a cuatro años entre rejas en 2020. Es miembro del “Grupo de Abogados Chinos de Derechos Humanos” y ha estado representando a muchos practicantes de Falun Gong, que se encuentran entre los objetivos de genocidio del PCCh.

Yu fue torturado durante su cautiverio y sufrió graves lesiones corporales. Defendió con éxito al abogado de derechos humanos encarcelado Wang Quanzhang, pero se enfrentó a las represalias del PCCh.

Wang fue liberado de la cárcel y Wensheng fue detenido y se le confiscó su licencia de abogado.

Wang también fue restringido en su casa el Día Internacional de los Derechos Humanos.

En la mañana del 9 de diciembre, cuando el abogado Wang Quanzhang, que acababa de salir de la cárcel desde hacía más de un año, se disponía a enviar a su hijo a la escuela, también fue detenido en su casa y presionado por agentes de seguridad.

En el vídeo grabado por su esposa, Wang abrió la puerta y vio a dos mujeres y un hombre bloqueando la puerta, y les preguntó: “¿Qué hacen? Quiero enviar a los niños a la escuela”. Sin embargo, le respondieron: “Enviaremos a los niños por ti”.

Su mujer, Li Wenzu, dijo: “¿Quiénes son ustedes? ¿Ni siquiera los conozco? ¿Cómo puedo confiarles a mi hijo?”.

Wang siguió cuestionando la identidad de los desconocidos y les pidió que presentaran información personal. Sin embargo, un hombre dijo: “No te preocupes, alguien hablará contigo más tarde”.

El abogado Wang dijo al Epoch Times que el primer acoso podría provenir de la Cumbre para la Democracia organizada por EE. UU.

Joe Biden, organizó la Cumbre virtual para la Democracia online del 9 al 10 de diciembre, centrada en tres temas: “contra los gobiernos autoritarios”, “contra la corrupción” y “promover el respeto a los derechos humanos”.

Según se informó, más de 110 países y grupos de ciudadanos e individuos participaron en el evento. Taiwán e India estaban entre los invitados, pero se omitieron dos gobiernos comunistas, China y Rusia.

La esposa del abogado Li Heping, Wang Qiaoling, tuiteó que alrededor de las 9 de la noche del 9 de diciembre vio dos grandes camiones que transportaban a funcionarios de seguridad a la puerta sur de su barrio. Uno de ellos era un alguacil del condado que la había herido en el brazo el año pasado, lo que desató su ira.

La Sra. Wang dijo a los periodistas: “Aumentan sus restricciones cada Día de los Derechos Humanos como si se enfrentaran a un enemigo”.

Los internautas chinos calificaron de “desvergüenza” el arresto domiciliario de los abogados y sus familias en ese día.

Uno dijo: “¿Democracia en todo el proceso? Esto es una broma creada por un grupo de desvergonzados. Encierra las casas de la gente, restringe a los niños de ir a la escuela, y esto es una sociedad sin ley”.