Cuatro personas resultaron heridas y se encuentran en estado crítico tras recibir el impacto de un rayo que cayó este jueves en las cercanías de la Casa Blanca, la residencia del presidente de Estados Unidos en Washington.

El portavoz del cuerpo de bomberos de la capital estadounidense, Vito Maggiolo, explicó que las cuatro personas (dos mujeres y dos hombres adultos) recibieron atención médica y fueron trasladados al hospital en estado crítico tras recibir el “aparente impacto” de un rayo, reportó 101Noticias.

El rayo impactó en la plaza de Lafayette, que se encuentra justo a diez metros y medio de la Casa Blanca, en medio de la gran tormenta con fuerte lluvia y viento que cayó esta tarde en Washington.

Las cuatro personas fueron halladas en una zona arbolada cerca de la famosa estatua ecuestre del ex presidente de EEUU Andrew Jackson y antes de la llegada de los servicios de emergencias recibieron la asistencia de la Policía del parque y del Servicio Secreto, encargado de proteger la residencia presidencial.

Rayos en la carretera de Florida
La curiosidad por registrar una tormenta eléctrica, durante un viaje en una carretera de Tampa Bay, llevó a Michaelle May Whalen a sacar su teléfono y comenzar a filmar.

Delante de la mujer y su hija, iban su esposo y sus otros tres hijos en una camioneta recién comprada. Todos iban de regreso a casa en Indiana cuando ocurrió lo inesperado: un rayo impactó contra el vehículo en el que viajaban los hombres de la familia.

El evento fue capturado en el video que había comenzado a grabar tan solo segundos antes.

La filmación muestra como el rayo impactó en la camioneta y parece atravesarla ocasionando fuego, chispas y humo que se disiparon rápidamente mientras los vehículos continúan en marcha brevemente. Ambos se detuvieron para saber de las consecuencias del hecho.

Según reportó la cadena Fox News, tanto el esposo de Whalen como sus hijos se encontraban bien pese a la escalofriante imagen del rayo golpeando la camioneta, que sí resultó afectada.

“Tuvo que volver a mí y abrazarme y decirme que, ‘Sí, estoy bien, sí, los niños están bien’”, contó la mujer al medio. También describió que el vehículo en el que viajaba su marido estaba “completamente frito”.

“Siempre quise una camioneta de este tipo desde que era un niño pequeño”, dijo Whalen. “Y finalmente pude conseguir una. Acabo de hacer el pago de mi tercer auto y bam”, añadió.

Fuente: miamidiario.com