El representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, dijo este miércoles que las sanciones que el gobierno estadounidense ha impuesto a empresas vinculadas con el presidente en disputa Nicolás Maduro tienen el objetivo de ser “reversibles y temporales” y buscan que se negocien “elecciones libres, justas y legítimas”.

“¿Cuál es el objetivo de las sanciones? Las sanciones son reversibles, tienen la intención de ser temporales, de forzar al régimen de Caracas a hacer algo que no ha querido hacer: negociar elecciones libres, justas y legítimas en Venezuela para que pueda emerger de esta crisis”, apuntó Abrams durante una conferencia de prensa telefónica desde Washington.

El martes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó que Rosneft Trading y su presidente, Didier Casimiro, habían sido sancionados como parte de una nueva serie de acciones.

Más sanciones a corto plazo

Abrams dijo que “lo de ayer es un paso” y que “van a haber otros blancos”, avisando a aquellas empresas extranjeras que siguen colaborando con el gobierno de Nicolás Maduro.

Sobre los castigos anunciados contra la petrolera cuya propiedad es del gobierno ruso, Abrams advirtió que los movimientos comerciales de esta compañía, a partir de ahora, “son complicados”. En ese sentido, señaló que muchas empresas no quieren hacer negocios con corporaciones sancionadas para no recibir castigos.

“Hay muchas compañías aseguradoras, de mercadeo de negocios, que cuando una compañía recibe sanciones ya no trabajan con ella para no recibir sanciones”, indicó sobre la “vulnerabilidad” de Rosneft Trading, con sede en Suiza.

Aviso a los consumidores de crudo

Por eso, indicó que tiene la intención de “hablar con los consumidores principales de petróleo venezolano”, que están en China, África y la India para que reduzcan al máximo el consumo de crudo procedente del país.

“Diremos a los consumidores del petróleo venezolano que busquen por otro lado, porque cualquier compañía prudente se alejará de ese negocio”, apuntó.

Esperanza en los movimientos de Rusia

Con todo, confía en que el gobierno ruso juegue un papel fundamental en esta grave crisis política, social y económica en Venezuela a raíz de estas sanciones. Convencido de que los castigos “no afectarán” las relaciones entre Rusia y Venezuela, espera que el Kremlin hable con el Palacio de Miraflores para encontrar una salida a este escenario.

Por su parte, la embajada de Rusia en EE.UU. rechazó las sanciones, acusando a Washington de “competencia desleal”.

“La administración [de EE.UU.] trata de sacar a las compañías rusas de Venezuela, mientras que compañías estadounidenses continúan sus operaciones en el país”, escribió la embajada en su cuenta de Twitter.

Fuente: Voz de América.

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds
Categorías: Uncategorized