Redacción BLesEn un intento de inculcar la perversa idea de que los niños pueden cambiar de género, una de las compañías de cereales más conocidas del mundo, Kellogg, lanzó este mes una edición de sus cereales con una caja diseñada con los colores de la comunidad LGBT e incluso un cuestionario en la parte de atrás donde alienta a los niños a elegir su ‘pronombre’ preferido.

Un usuario de Twitter publicó el video de una mujer explicando la nueva edición de los cereales para niños

“Alerta de corporación woke: @KelloggsUS ha lanzado un nuevo cereal woke para que los niños puedan recibir una gran dosis de propaganda izquierdista por la mañana para acompañar su azucarado tazón de cereales. Si quieres que dejen en paz a nuestros hijos, tienes el deber de dejar de dar a Kellogg’s tu dinero”

En el video, la mujer se queja:

“Kellogg ha lanzado un cereal que se basa en el orgullo LGBTQ y en el lado de la caja está pidiendo a vuestros hijos elegir su pronombre.

Porque no hay nada como un poco de propaganda y adoctrinamiento woke para acompañar el tazón de cereales de tus hijos por la mañana.

Y por si acaso tus hijos no se suscriben a él/su ella/la, ellos/ellas, hay una pequeña tablilla para añadir tu propio pronombre”.

Kellogg se asoció con la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLADD por sus siglas en inglés) y donará 3 dólares de cada caja de 4 dólares con la temática del ‘orgullo gay’.

“Kellogg’s, que tiene su sede en Battle Creek, Michigan, también lanzó un cereal con GLAAD en 2018 para ayudar a celebrar el Día del Espíritu anual del grupo, que busca aumentar la conciencia en torno al acoso de los jóvenes LGBT”, reportaron algunos medios pro LGBT.

“Creemos que todos los jóvenes y los jóvenes de corazón, se merecen un entorno en el que puedan crecer para ser lo mejor de sí mismos”, dice la leyenda de la caja según Life Site.

Fingiendo virtud pero dejando de lado al consumidor

El término ‘virtue signaling’ que del inglés se traduce como haciendo señales de virtud hace referencia a este tipo de decisiones corporativas que intentan seguir la moda o la tendencia, suelen tener consecuencias catastróficas para las compañías.

Le recomendamos: Discursos de PATRIOTAS que ADVIRTIERON sobre el enemigo de Estados Unidos

Ad will display in 09 seconds

Una razón es que la moda o la tendencia las dictan las redes sociales, los medios principales que utilizan personalidades o celebridades que amasan grandes cantidades de seguidores. No obstante, la verdadera masa de gente, el público que termina consumiendo estos productos, no suelen estar representados en estas tendencias o modas.

Y además la intención detrás de ser ‘woke’ es evitar ser atacado por la patota de izquierda radical online que busca cancelar a todo aquel que no se arrodilla ante su ideología.

La NBA es una prueba viva de que fingir virtud no ‘vende’.

Luego de que muchos jugadores de la liga de basquetbol estadounidenses comenzaran a arrodillarse cuando llegaba la hora del himno nacional americano, una forma de protestar y de mostrar apoyo al movimiento marxista Black Lives Matter, los ratings de la NBA cayeron estrepitosamente.

Las finales de la temporada 2020 con las ‘estrellas’ LeBron James y Anthony Davis, tuvieron el peor rating de la historia de la NBA.

La primera final solo atrajo 7.4 millones de televidentes y la segunda final apenas unos 4.5 millones, que comparado con el 2019 cayó un 68% el total de televidentes.

Encuestas posteriores revelaron que los estadounidenses no quieren que en un deporte que miran para entretenerse les intenten llenar la cabeza con propaganda política, especialmente no con la idea que Estados Unidos es un país racista. Al menos un 40% de los encuestados dijeron que directamente dejaron de mirar la NBA y otras ligas que hicieron cosas similares porque les parecían ‘demasiado políticas’.

Ahora, imagínense que harán los padres que usualmente compran los cereales para sus hijos inocentes y puros cuando vean que Kellogg intenta inculcarles la ideología de género…

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com