Redacción BLes – La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) rechazó el plan de administrar las vacunas de refuerzo de Pfizer a todos los estadounidenses que cumplan los requisitos.

La decisión se tomó después de que el comité asesor sobre vacunas votara el viernes 17 de septiembre por 16 votos a favor y 2 en contra de una propuesta que decía que la vacuna de refuerzo fabricada por Pfizer debía aplicarse a los mayores de 16 años seis meses después de su última inyección, según el Financial Times.

Sin embargo, los funcionarios de la FDA votaron unánimemente a favor de recomendar la tercera inyección de la vacuna para los receptores de 65 años o más. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los riesgos del COVID-19 tienden a aumentar en las personas mayores.

Al considerar la propuesta de que la tercera inyección de la vacuna COVID-19 esté disponible para la población en general, los miembros del comité estaban preocupados porque no había datos suficientes para determinar su necesidad, señaló el Financial Times.

También señalaron los informes sobre la inflamación del corazón causada por las vacunas de ARNm a los receptores jóvenes en algunos casos.

Melinda Wharton, alta funcionaria de los CDC y miembro del comité, se opuso a la idea. Argumentó que el grupo de edad más joven tiene menos probabilidades de contraer una infección de ruptura.

Pfizer solicitó por primera vez las vacunas de refuerzo en julio, alegando que la protección proporcionada por las dos rondas de vacunación puede disminuir con el tiempo.

Sin embargo, las autoridades federales rechazaron inicialmente las vacunas, pero empezaron a cambiar de actitud el mes pasado.

A mediados de agosto, la FDA autorizó el uso de la vacuna de refuerzo a personas inmunodeprimidas.

El 18 de agosto, el gobierno de Biden planeó administrar las vacunas de refuerzo a todos los estadounidenses elegibles el 20 de septiembre. Pero, lamentablemente, la medida se tomó antes de que los CDC o la FDA resolvieran recomendar las vacunas a todos los grupos de edad.

Sin embargo, estudios posteriores hicieron que los funcionarios se demoraran en la decisión de aplicar las vacunas a todos los destinatarios elegibles.

El pasado domingo 13 de septiembre, científicos de la FDA, junto con la Organización Mundial de la Salud, publicaron un informe que concluía que las vacunas “no eran apropiadas en esta fase de la pandemia”.

“Las pruebas actuales no parecen, por tanto, mostrar la necesidad de reforzar la población general, en la que la eficacia contra la enfermedad grave sigue siendo alta”, escribieron los científicos.

El informe también señalaba la preocupación por la aparición de efectos secundarios adversos poco frecuentes en los receptores, como la inflamación del corazón y el síndrome de Guillain-Barré (una forma de parálisis corporal).

“Si el refuerzo innecesario provoca reacciones adversas significativas, podría haber implicaciones para la aceptación de la misma que van más allá de las vacunas COVID-19”, afirmaron los científicos.

Los CDC tienen una reunión la semana que viene para discutir la distribución de las terceras vacunas en los Estados Unidos.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.