Redacción BLesUn nuevo informe revela que el paquete de alivio de 1,9 billones de dólares impulsado por el presidente Joe Biden, esconde en el total un importante porcentaje de fondos que no están destinados a políticas relacionadas con el virus PCCh, sino a acciones ligadas a cumplir con la agenda progresista de los demócratas.

El detallado informe presentado por el Comité de Responsabilidad Fiscal no partidista de la Cámara de Representantes, critica varios puntos del paquete de medidas, entre las cuales figura el detalle de al menos 312 mil millones de dólares en gastos asociados a medidas que no tienen nada que ver con el objetivo real del paquete, que proteger la economía y a los ciudadanos estadounidenses ante la crisis económica y sanitaria padecida tras la pandemia por el virus PCCh.

Dentro de las críticas generales enunciadas en el informe, afirma que el enorme monto de dinero “Es mucho mayor que las necesidades de la economía, gran parte de su gasto está mal orientado, incluye una serie de medidas no relacionadas con la pandemia de COVID y la crisis económica y cortaría abruptamente la ayuda a los trabajadores desempleados a finales de agosto”.

El grupo de expertos señaló que el proyecto de ley contiene “al menos $ 312 mil millones en políticas que tienen poco que ver con la crisis actual”.

Entre las disposiciones no relacionadas figuran: un plan de ayuda a jubilados; ampliaciones del Crédito Tributario por Hijos (CTC), el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC) y el crédito fiscal por cuidado de niños. Además incluye un aumento del salario mínimo llevándolo a 15 dólares la hora; y expansiones de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA).

La organización sin fines de lucro agregó que, dado que estas políticas no tienen nada que ver con la pandemia, “deberían estar sujetas a las reglas normales de reparto (PAY GO), lo que significa que cada política debería compensarse por completo con nuevos ingresos o reducciones de gastos para cubrir su costo”.

Le recomendamos:

El Comité también señaló que el Congreso podría ahorrar miles de millones de dólares al reducir otras políticas incluidas en el proyecto de ley, tales como la ayuda del gobierno estatal y local de 350 mil millones de dólares a 100 mil millones y la ayuda a las escuelas públicas de 100 a 70 mil millones.

En este mismo sentido, el representante republicano por Florida, Byron Donalds, fue contundente en su crítica al programa de ayuda de 1,9 billones en el programa America Reports de Fox News a comienzos de mes, cuando afirmó que la legislación propuesta aumentará el déficit presupuestario federal, creando “impactos devastadores” en la seguridad nacional, la economía y la clase media.

Entre las acusaciones planteadas por Donalds, argumenta que todavía figuran disponibles un billón de dólares asignados en el paquete de alivio del 2020 pendientes de ser gastados, por lo cual se trataría de un despilfarro habilitar 1,9 billones más, que podrían terminar siendo gastados en cualquier cosa que no tengan que ver directamente con el impacto del virus PCCh.

“Al optar por este paquete de dos billones de dólares, lo que vamos a ver son déficits más grandes, más deuda para nuestra nación, poniendo en juego los intereses de seguridad nacional”, aseguró Donalds.

En línea con las críticas detalladas recientemente, a finales de enero un grupo de senadores bipartidistas presentó contundentes acusaciones contra la propuesta de la administración Biden respecto al plan de estímulo destinado a enfrentar la pandemia, sugiriendo a la Casa Blanca que está proporcionando demasiado dinero “a los estadounidenses de altos ingresos”.

El grupo de senadores bipartidistas, liderado por el demócrata Joe Manchin, criticó las medidas no solo por los montos exagerados, sino más bien por la mala distribución de ese dinero, ya que implica un gasto federal enorme que puede ser desaprovechado totalmente si los fondos no llegan a las manos que verdaderamente lo necesitan.

Andrés Vacca – BLes.com