Türkiye es el nombre oficial en idioma turco, pero actualmente se usa Turquía, Turkey o derivados en el resto de los idiomas, algo que busca ser cambiado.

El gobierno de Recep Tayyip Erdogan anunció formalmente el cambio de nombre de Turquía a Türkiye, nombre que será registrado ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en las próximas semanas, para que se use así en todos los idiomas.

Actualmente Türkiye es el nombre del país en idioma turco, pero las organizaciones internacionales reconocen sus derivados para los demás idiomas, algo que Ankara no quiere más que ocurra y pide que oficialmente le digan de esta manera.

Erdogan deberá discutir con funcionarios de la ONU sobre el asunto de la letra “Ü”, la cuál no es prácticamente utilizada en los alfabetos internacionales salvo por ciertas excepciones, como escasamente en español. Un posible remedio, dice un alto oficial turco al diario Middle East Eye, sería que el nuevo nombre sea “Turkiye” en vez del preferido por el mandatario Erdogan, “Türkiye“, con diéresis.

Empresas y agencias estatales turcas ya han comenzado a adaptarse a la decisión tomada por Erdogan y aplican el nombre Türkiye desde diciembre de 2021, cuando el jefe de Estado hizo público el memorándum dando a conocer la medida.

Según argumenta Erdogan, el cambio de nombre es necesario para reducir “la discriminación de los turcos en el mundo. Por ejemplo, el uso del nombre “Turkey” en inglés, que también significa pavo (ave), provoca “burlas al país” y “xenofobia“, además de “perjudicar la reputación nacional“.

Además, como indica el diccionario Cambridge, la palabra turkey puede tener consigo connotaciones peyorativas relacionadas a una persona “idiota” o “torpe”.

Un historiador y funcionario público turco que pidió el anonimato en una entevista para el Middle East Eye, declaró sobre el cambio de nombre que, si bien es cierto que en la década del 1930 la prensa occidental caricaturizaba a Turquía como un pavo, este tipo de burlas no tienen lugar hace ya casi 100 años.

Unal Cevikoz, parlamentario y figura del partido opositor CHP (Partido Republicano del Pueblo), manifestó su crítica al cambio de nombre ya que, para él, no hace falta ser sensibles sobre la asociación de Turquía con un ave, ya que en turco también asocian al pavo con otro país, ya que lo llaman “hindi“, que significa India.

Además, argumentó que hay muchos países que en el lenguaje local se llaman de forma distinta a como se los conoce internacionalmente y de todas formas no cambian su nombre, como sucede con Grecia (“Hellas“) o Armenia (“Hayastan“).

Es muy probable que poca gente respete y aplique el cambio de nombre, al menos en el corto plazo, como se vio en el caso de Chequia, que anteriormente era nombrada (y lo sigue siendo popularmente) como República Checa.

Fuente: Derechadiario.com.ar