Redacción BLes- El futbolista de Nottingham Forest, Lyle Taylor, se pronunció totalmente en contra de la nueva costumbre impuesta por el movimiento Black Lives Matter (BLM), en la que algunos jugadores profesionales en el momento que suena el himno nacional se ponen de rodillas, mostrando su rechazo a la tradición y apoyando al movimiento BLM y a su ideología izquierdista.

Lyle Taylor, durante una entrevista el día viernes a IBC News, anunció que no se “arrodillará” por el movimiento BLM, calificándolo de “grupo marxista” que impulsa los “disturbios raciales”.

Como la mayoría de las personas, Lyle Taylor, manifestó estar de acuerdo con el mensaje de que las vidas de los negros sí importa y que la desigualdad racial no es buena. Lo que no justifica la violencia, los saqueos ni la intención de destruir el sistema capitalista ni las tradiciones, tal como lo plantea el movimiento BLM.

“Pero estamos colgando nuestro sombrero en un grupo marxista que está buscando quitar el financiamiento a la policía, están buscando usar el malestar social y el malestar racial para impulsar su propia agenda política y eso no es lo que son los negros”, aseguró el futbolista.

Taylor, que es de raza negra, también se compadeció por los jugadores blancos quienes están obligados a arrodillarse por más que piensen como él, porque de lo contrario son inmediatamente catalogados como racistas. 

Taylor se ha pronunciado en contra de los intentos por modificar las terminologías en torno a la raza que históricamente se utilizaron, tal como sucede con el término “raza mestiza”, con el que creció, el cual se canceló a favor del término “doble herencia”.

“Hay personas que dicen que no se puede decir negro. No se puede decir raza mestiza porque ahora se dice herencia dual. No no. Soy de raza mestiza. Mi mamá es blanca y mi papá es negro”, aseguró Taylor.

El movimiento BLM ha penetrado con mucha fuerza en Inglaterra y también ha provocado grandes destrozos en edificios y monumentos históricos en rechazo a los valores tradicionales, los cuales son entendidos por el movimiento, infundadamente, como el origen del racismo. 

El mundo del deporte no fue la excepción para la infiltración del movimiento, de hecho, las camisetas de los clubes de la Premier League también llevaron el eslogan Black Lives Matter durante la temporada 2019-20. En esta nueva temporada incluyeron un parche que promociona la propia campaña contra la discriminación de la liga, llamada No Room For Racism.

Varios jugadores y equipos, incluido el Brentford el fin de semana pasado, dejaron de arrodillarse antes de los partidos, manifestando no estar de acuerdo con las medidas e intenciones de fondo del movimiento argumentando sentimientos similares a los relatados por Taylor.

Andrés Vacca-Redacción BLes