Redacción BLesEl Dr. Ben Carson, un neurocirujano pediátrico retirado, en una entrevista el viernes describió el impulso de la ideología transgénero de izquierda sobre los niños, manifestada en la nueva Ley de Igualdad y en las políticas progresistas de la nueva administración Biden, como un auténtico caso de “abuso infantil”. 

El reconocido profesional apuntó contra aquellos que promueven el cambio de sexo en los niños y adolescentes, advirtiendo que eso no se trata de ciencia sino de un abuso por parte de aquellos que pretenden imponer una ideología que atenta contra los valores tradicionales y biológicos de la especie humana. 

“Bueno, creo que han descuidado completamente la biología. La biología nos dice que hay hombres y mujeres, y hay una razón para eso, y también sabemos que el cerebro humano es un órgano increíblemente complejo y no está completamente desarrollado hasta mediados o finales de los veinte”, dijo Carson al periodista de Breitbart.

“Entonces, ¿por qué le preguntarías a un preadolescente sobre estos temas complejos?” Continuó Carson. “¿Por qué les estaríamos complicando la vida? Los niños son curiosos por naturaleza y, por supuesto, harán preguntas y explorarán cosas. Eso no significa que quieran cambiar de sexo. Y confundirlos de esa manera, creo, es abuso infantil. Ciertamente, no tiene nada que ver con la ciencia. Estas cosas radicales en realidad van a arruinar la vida de las personas a largo plazo”.

Carson también habló sobre el papel fundamental que juegan los medios y las Big Tech en el desarrollo e imposición de esta ideología transgenero. De algún modo advirtió que la problemática está presente en muchos aspectos de la sociedad, sin embargo no se habla lo suficiente del asunto en forma crítica y cuando alguien se atreve hacerlo, ya sea escribiendo un libro, un artículo en internet o un video, corre el riesgo de ser censurado. 

En este sentido Carson aseguró: “Tal vez haya algunas consecuencias, ¿y qué? Hubo consecuencias para nuestros Fundadores, pero si no estuvieran dispuestos a aceptar esas consecuencias, todavía estaríamos bajo el dominio británico“, luego animó a los oyentes diciendo: “Así que dejen de ser gallinas, salgan y luchen por lo que creemos. Si les permitimos tener una plataforma y dictar todo sin resistencia, entonces ganan”.

Los demócratas desde la campaña presidencial y ahora con el poder de la Casa Blanca, han siempre promovido la ideología de género, LGTB y particularmente también las cuestiones transgénero. 

Le recomendamos:

Justamente el jueves, el senador republicano por Kentucky, Rand Paul, alineado con los pensamientos de Carson, exigió a Rachel Levine, nominada de Biden para la secretaría adjunta de Salud y Servicios Humanos, una explicación sobre su respaldo hacia las cirugías de reasignación de género en menores de edad.

De acuerdo con The Federalist, durante la audiencia de confirmación del Senado para determinar el cargo de Levine, Paul señaló: “Según la OMS, la mutilación de género está reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos”.

“La cultura estadounidense ahora está normalizando la idea de que los menores pueden recibir hormonas para prevenir el desarrollo biológico de sus características sexuales secundarias (…) ¿Crees que los menores son capaces de tomar una decisión tan transformadora como cambiar el sexo?”, preguntó el senador

Levine respondió con frases ambiguas y evadiendo la pregunta concreta. 

Ante la evasiva de Levine, Paul insistió en su pregunta haciéndola más específica: “¿Apoya que el gobierno intervenga para anular el consentimiento de los padres para administrarle a un niño bloqueadores de la pubertad, hormonas de sexo cruzado y / o cirugía de amputación de senos y genitales?”.

Levine evadió nuevamente la respuesta y sólo se remitió a responder del mismo modo, haciendo mención de las supuestas complejidades que se le atribuyen al campo de la medicina transgénero sin ofrecer explicaciones mas amplias al respecto.

La nominación de Levine para el cargo es una muestra de la obsesión que tiene la administración Biden con imponer una agenda de políticas progresistas cargadas con ideologías de género. El mes pasado firmó una controvertida ley que requiere que las escuelas permitan a los atletas transgénero competir en eventos deportivos en los que participan atletas femeninas.

Andrés Vacca– BLes.com