Redacción BLes – El exasesor de inmigración que trabajó en el gabinete del presidente Trump, Stephen Miller, advirtió el pasado domingo que la administración de Joe Biden plantea una agenda de inmigración que “borraría fundamentalmente la esencia misma de la nación estadounidense”.

Durante una entrevista con la presentadora de Fox News, María Bartiromo, el exfuncionario dijo: “La razón por la que he estudiado la inmigración tan de cerca es porque es fundamental para lo que significa ser una nación, el derecho de las personas que viven en un país a decidir quién ingresa a ese país, en qué condiciones, por cuánto tiempo y de qué manera se establecen las fronteras nacionales. Eso es fundamental para lo que significa ser un país”.

“La legislación presentada por el presidente Biden y los demócratas del Congreso borraría fundamentalmente la esencia misma de la nacionalidad de Estados Unidos”, dijo Miller, quien agregó: “Por primera vez, creo en la historia de la humanidad, esta legislación propone enviar solicitudes a inmigrantes ilegales previamente deportados y darles la oportunidad de volver a ingresar al país en un camino rápido hacia la ciudadanía. Esto es inaudito”.

De acuerdo con Miller, los oficiales del ICE capturaron a un gran número de personas con antecedentes penales y los deportaron a sus países de origen con el dinero de los contribuyentes, sin embargo, en la nueva administración, el secretario de Estado y seguridad nacional podrán enviar solicitudes de readmisión y amnistía a los inmigrantes ilegales previamente deportados.

“Esto es una locura. Ahora, esto se suma al hecho de que la administración actual ya ha desmantelado la seguridad fronteriza, cancelando los acuerdos históricos del presidente Trump con México y con los países del Triángulo Norte, restaurando la captura y liberación y, además, destripando la aplicación de la ley en el interior, emitiendo un memorando que impide al ICE expulsar a la gran mayoría de los inmigrantes ilegales criminales que encuentra”, agregó el exfuncionario.

Le recomendamos:

Los comentarios de Miller se presentan a pocos días de que los demócratas en el Congreso, con el respaldo de Biden, presentaran un proyecto de ley para otorgar la ciudadanía a casi 20 millones de inmigrantes ilegales.

El polémico plan pretende expandir los límites actuales para obtener visas de inmigrantes familiares y laborales, eliminando además las sanciones que prohíben a los inmigrantes que viven en Estados Unidos sin autorización y que luego abandonan el país regresar por tres a diez años.

Con el proyecto de ley también se espera invertir recursos, cerca de 4 millones de dólares, para incrementar el número de jueces, así como el personal de apoyo y tecnología, con la intención de solucionar las demoras en el procesamiento de las solicitudes de asilo.

Para Miller, si bien el ICE cuenta con los recursos suficientes para eliminar las amenazas fronterizas, el proyecto de ley de los demócratas es “una elección de política disfrazada falsamente ante la corte y el país como una cuestión de recursos. Eso es una mentira. Y es una mentira que amenaza la seguridad pública”.

El exfuncionario también cuestionó el hecho de que cualquier extranjero ilegal con 17 años o menor termine siendo llevado a la frontera o sea traficado a la frontera, esté siendo procesado para su admisión a través de los Servicios de Salud y Humanos y luego reasentado en el país.

En ese sentido, Miller apunta a los problemas en torno a la manutención en materia de educación y salud que implica para estos jóvenes. “¿Quién va a pagar la educación? ¿Qué significa: cuando las aulas, si Dios quiere, vuelven a abrir, qué significa para el tamaño de las aulas? ¿Qué significa para el cuidado de la salud?”.

“Luego agrega a eso las familias que están siendo liberadas. ¿Quién paga las facturas médicas? ¿Quién paga los costos de atención médica?”, continuó Miller, quien explicó que todo ello sale de los impuestos locales a la propiedad, así como otros impuestos locales sobre la renta.

“Entonces, cuando la gente se presenta ilegalmente, sin haber vivido aquí ni un día en sus vidas, eso sale de su bolsillo. Y es un problema de seguridad pública. Como mencioné, ICE ahora no tiene permitido sacar a la gran mayoría de inmigrantes ilegales con antecedentes penales”, agregó.

César Múnera – BLes.com