Redacción BLesUn artículo de investigación publicado por el médico J. Bart Classen, sostiene que la vacuna basada en ARNm podría producir efectos adversos generados por priones (agentes infecciosos), que incluyen varias enfermedades neurodegenerativas como “la enfermedad de las vacas locas”. 

En este sentido, el análisis de la vacuna de Pfizer contra el virus PCCh (Partido Comunista de China) [COVID-19] identificó dos factores de riesgo potenciales para inducir la enfermedad priónica en los seres humanos, según el medio alternativo Technocracy News el 15 de abril. 

La secuencia de ARNm de la vacuna sería la causante de estos problemas de salud, que recién se presentarían tres o cuatro años después de haber sido inyectada en los pacientes. 

El ARN mensajero o ARNm es el ácido ribonucleico que determina el orden en el que se unirán los aminoácidos de una proteína y actúa como plantilla para su síntesis. 

Una de las enfermedades de los priones sería la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o enfermedad de las vacas locas, que destruye el tejido cerebral, es degenerativa, además de transmisible y mortal.

Asimismo, la enfermedad de Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA por la sigla) que afecta el sistema nervioso debilitando los músculos y las funciones físicas. Al igual que la demencia degenerativa asociada a la proteína TDP-43.

También se incluye el riesgo de que se induzca a la diabetes 1, con una frecuencia tal que resulte más numerosa que  las enfermedades infecciosas graves que la vacuna estaba destinada a prevenir.

Peor aún, Classen da la razón a quienes afirman que el virus PCCh constituye un arma biológica, y que es posible que la proteína viral de espiga (spike) contenida en la vacuna haya sido diseñada para causar la enfermedad priónica.

Por otro lado, al colocar un receptor idéntico, la proteína spike, en las células de todos los seres humanos, la diversidad genética que protege a la especie naturalmente desaparece.

En caso de querer causar un daño generalizado a todas las personas, se puede lanzar un segundo virus potencialmente más peligroso que se une a la proteína spike, que se encuentra en las células huésped de los receptores de la vacuna.

“El hecho de que esta investigación, que podría utilizarse para el desarrollo de armas biológicas, esté financiada por organizaciones privadas, como la Fundación Bill y Melinda Gates y la Fundación Médica Ellison, sin supervisión nacional o internacional, también es preocupante”, sostiene Technocracy News.

Los efectos adversos han sido comunes a las vacunas de todas las marcas, el departamento de salud de Alemania informó otras 7 muertes y al menos 21 casos de coágulos de sangre en personas que recibieron recientemente la vacuna contra el virus PCCh del laboratorio AstraZeneca.

Según informó el organismo regulador médico federal de Alemania, de las 21 personas que registraron coágulos de sangre asociados a la colocación de la vacuna AstraZeneca, siete habrían fallecido como consecuencia directa, reportó Daily Caller.

Le recomendamos:

Luego de que varios países europeos hubieran suspendido la aplicación de la vacuna AstraZeneca a comienzos de marzo denunciando graves efectos adversos y presencia de peligrosos coágulos de sangre asociados, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) finalmente reafirmó la seguridad y eficacia de la vacuna, aunque advirtió que no podía descartar la posibilidad de que causara coágulos sanguíneos raros, según la revista Science.

En una conferencia de prensa el 18 de marzo, sin dar mayores explicaciones, los funcionarios de la EMA dijeron que su investigación no podía descartar una conexión entre la vacuna y ciertos trastornos inusuales de coagulación y hemorragia. Pero a su entender, los beneficios de la vacuna superarían los riesgos.

Los efectos adversos han sido comunes a las vacunas de todas las marcas, el departamento de salud de Alemania informó otras 7 muertes y al menos 21 casos de coágulos de sangre en personas que recibieron recientemente la vacuna contra el virus PCCh del laboratorio AstraZeneca.

Según informó el organismo regulador médico federal de Alemania, de las 21 personas que registraron coágulos de sangre asociados a la colocación de la vacuna AstraZeneca, siete habrían fallecido como consecuencia directa, reportó Daily Caller.

Luego de que varios países europeos hubieran suspendido la aplicación de la vacuna AstraZeneca a comienzos de marzo denunciando graves efectos adversos y presencia de peligrosos coágulos de sangre asociados, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) finalmente reafirmó la seguridad y eficacia de la vacuna, aunque advirtió que no podía descartar la posibilidad de que causara coágulos sanguíneos raros, según la revista Science.

En una conferencia de prensa el 18 de marzo, sin dar mayores explicaciones, los funcionarios de la EMA dijeron que su investigación no podía descartar una conexión entre la vacuna y ciertos trastornos inusuales de coagulación y hemorragia. Pero a su entender, los beneficios de la vacuna superarían los riesgos.

José Hermosa – BLes.com