A pesar de una negociación muy favorable para el chavismo, donde no tiene que hacer ninguna concesión y puede robar las elecciones a disposición, Maduro no está cómodo con el diálogo y ahora dice que Guaidó debe ir preso.

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, negó este domingo que las negociaciones que su gobierno desarrolla en México con la oposición se traduzcan en “impunidad”, una advertencia dirigida a Juan Guaidó y sus aliados.

Desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, el mandatario demócrata eligió desarmar la política de presión al régimen chavista a través del Grupo de Lima y la figura de Guaidó, y en cambio quiere promover el dialogo entre las partes y buscar una salida democrática.

Esto es bastante absurdo, ya que las negociaciones no incluyen la salida de Maduro del poder, y claramente las elecciones serán fraudulentas y solo servirán para legitimar al chavismo en el poder. De todos modos, la decisión proveniente de Washington ha obligado a Guaidó a negociar con Maduro.

Representantes de Maduro y la oposición iniciaron el sábado una segunda ronda de discusiones en México, con facilitación de Noruega y acompañamiento de Rusia y Holanda, que se extenderá hasta el lunes, mientras los 4 países, más Estados Unidos que vigila de cerca, buscan una resolución pacífica al conflicto, incluso si esto significa dejar al chavismo en el poder.

Pero se ve que a Maduro tampoco le convence este dialogo, y decidió salir este domingo a atacar a Guaidó y a los opositores, por el crimen de haberse opuesto a su brutal dictadura. “Ni en México, ni en Marte, aquí no va a haber impunidad, aquí tiene que haber justicia, justicia severa”, dijo Maduro en una conversación con uno de sus ministros trasmitida por la televisión estatal.

“Yo sueño con el día en que haya justicia y estos bandidos y delincuentes paguen”, agregó el mandatario en referencia a Guaidó, líder opositor reconocido como presidente encargado de Venezuela por Estados Unidos y medio centenar de países en todo el mundo.

Guaidó, a quien Maduro calificó de “pelele” e “imbécil” pero nunca se ha animado a arrestar, enfrenta múltiples causas judiciales promovidas desde Caracas, aunque varios de sus colaboradores cercanos sí han sido detenidos.

“Es mucho el daño que le han hecho a la vida de la familia venezolana”, afirmó el dictador chavista, enumerando las sanciones, “intentos de golpe de Estado” y el “secuestro y robo de más de 8.000 millones de dólares en cuentas bancarias” estatales venezolanas bloqueadas, todas causas inventadas por el régimen.

“Cuando nosotros nos sentamos en esa mesa, entendemos que nos sentamos con el gobierno de los Estados Unidos. Son los políticos dependientes de los dictámenes de los Estados Unidos, tanto en tiempos de Donald Trump como en tiempos de Joe Biden“, expresó Maduro.

El diálogo se realiza con vistas a las elecciones de gobernadores y alcaldes de noviembre próximo, comicios en los que participarán los principales partidos políticos opositores, rompiendo un boicot electoral de tres años.

Fuente: Derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.