La escena fue grabada por su pareja, quien muy probablemente buscaba otro desenlace para guardar como recuerdo.

España.- Un turista holandés escaló el jueves 12 de mayo un acantilado de 25 metros en la reserva marina de las islas Malgrats, en Mallorca, para lanzarse al mar mientras su pareja lo grababa en vídeo. 

El hombre calculó mal la distancia y se estrelló contra las rocas, para rebotar y caer al agua.

Fuentes de servicios de emergencia informaron que el accidente ocurrido en la costa de las Malgrats fue a las 4pm, en la parte más alta de la costa. 

El hombre, joven británico de 23 años aproximadamente, accedió al lugar en un barco a lado de su pareja y su hijo pequeño. Una vez en el lugar, ascendió escalando a la parte más alta del acantilado. Por desgracia, esta acción lo llevó a su muerte, ya que golpeó contra la piedra y se hundió en el agua. 

La escena fue grabada por su pareja, quien muy probablemente buscaba otro desenlace para guardar como recuerdo.

Fuente: elimparcial.com