Redacción BLes – Una joven estadounidense tomó la decisión de darle un nuevo aspecto a sus labios del mismo modo en que lo hizo su mejor amiga, sin embargo no se imaginó que tal decisión se convertiría en su peor pesadilla, ya que al día de hoy continúa padeciendo las reacciones por el extraño líquido que le inyectaron en sus labios.

Alexandra Garaventa es una joven de Arizona que -a sus 19 años- quiso darle un cambio a su apariencia física volviendo sus labios más voluptuosos, ella tomó la decisión luego de ver que su mejor amiga había tenido buenos resultados ya que le parecía que lucía muy bien, de acuerdo con Telemundo.

Desde noviembre su amiga había estado visitando a una mujer que ofrecía ese tipo de servicios de belleza en su casa en Maricopa, una ciudad que se encuentra en las afueras de Phoenix, la capital del estado de Arizona, Estados Unidos. La mujer cobraba unos 80 dólares por el servicio, cuando ese tipo de tratamientos cosméticos cuesta por lo menos 500 dólares.

[Asesinó a su hija cuando esta regresó a casa después de una salida nocturnaITULO NOTA]

Según dijo Garaventa a NBC, la mujer tenía muchos clientes, lo que la llevó a pensar que su negocio estaba debidamente certificado, de esa manera tomó la decisión de ir a visitarla el pasado 3 de agosto. De acuerdo con el testimonio de la joven, la mujer le dijo que tenía experiencia como enfermera, por lo que la tumbó en una camilla de masajes y le aplicó el líquido en los labios con ayuda de su hermana.

Tan pronto como comenzó el proceso ella sintió que algo no estaba bien del todo. De acuerdo con NBC, Garaventa expresó: “Cuando estaba empujando -el relleno- casi sentí que mis labios querían rechazarlo como si estuviera siendo forzado”.

Según detalló la joven a la cadena estadounidense, el dolor que sintió una vez que le aplicaron el relleno fue insoportable: “Esperaba sentir dolor, pero no tan fuerte. (…) Fue literalmente el dolor más fuerte que he sentido jamás en la vida”.

Cuando quiso saber qué le habían inyectado, la mujer le respondió que se trataba de Probcel, una especie de ácido hialurónico que es conocido en ese tipo de procedimientos estéticos, sin embargo más tarde se dio cuenta de que lo que le habían inyectado era otra sustancia muy diferente.

Ella compartió con el medio estadounidense que más tarde su labio superior se hinchó de tal modo que tocaba la punta de su nariz. Garaventa se comunicó esa tarde con su amiga para preguntarle si lo que le estaba pasando era normal y su amiga le indicó que no era raro que se le hincharan un poco los labios ya que era la primera vez que se sometía a un procedimiento tal.

La joven angustiada fue esa misma noche al Centro Médico Banner Boswell en donde le suministraron analgésicos y esteroides para tratar la hinchazón, los especialistas le dijeron que eso haría que disminuyera, según informó NBC.

[Se sometieron a inyecciones de relleno labial y sufrieron graves infecciones]

Sin embargo el aspecto de sus labios no mejoró y la hinchazón tampoco se redujo, ella dijo a NBC: “Fui el resto de la semana tomando mi medicamento y esperando que bajara (…) Todos los días me despertaba y había sangre por toda mi boca. La infección empeoraba incluso con el medicamento”.

Luego de haber pasado una semana después de las inyecciones ella estuvo recibiendo tratamiento intravenoso y antibióticos todos los días, además de tener que ser sometida a dos cirugías. La joven dijo a NBC que la mujer que le aplicó el líquido en los labios cambió su número de teléfono y eliminó su cuenta de Facebook.

Garaventa actualmente sostiene conversaciones con otros 15 jóvenes con quienes presentó un informe a las autoridades, pero estas en principio le respondieron a Garaventa que deberían de ser conscientes de lo que habían hecho y en el lugar donde lo hicieron, por lo que no figuraba como un crimen.

Sin embargo, según lo informado por Telemundo, luego de que la policía recibió la denuncia de al menos otras tres mujeres, se encuentran adelantando las investigaciones pertinentes para poder dar con el paradero de la supuesta enfermera.

Por ahora Garaventa sigue sin recuperarse del todo y aún está a la espera de tratamientos médicos para que sus labios vuelvan a la normalidad, los cuales implican elevados gastos. Ella dejó un mensaje a quienes están pesando en someterse a una intervención como la suya: “Sigan al natural, sin ningún tipo de cirugía estética, sean felices como son”, resaltó la joven.

También te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China.

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__