En Tennessee, EE.UU., un trágico incidente dejó a una niña de dos años luchando por su vida después de que le dispararan en la cabeza con una pistola de perdigones en el patio trasero de su casa.

Ariel Salaices fue trasladada por vía aérea a un hospital, donde los médicos informaron que sufrió un derrame cerebral poco después de que el perdigón se alojara en su cabeza.

Sucedió el 15 de marzo, cuando la niña estaba jugando afuera con uno de sus hermanos cuando le dispararon.

[Una joven se prendió fuego tras ser descubierta por su padre en la intimidad con su novio]

El disparo vino de un área boscosa cerca de la casa de la familia, según los informes,

El padre de Ariel agarró a su hija y la llevó a la sala de emergencias más cercana.

La niña fue llevada a un hospital especializado en Knoxville, donde recibió tratamiento para sus lesiones.

“Ariel es una niña muy valiente Es atrevida y está llena de vida. Definitivamente no es de las que quieren quedarse sentadas”, dijo su tía Stephanie Brown, a ABC NEWS.

[Detienen al hermano del abuelastro del niño 4 años que apareció colgado en un puente]

Afortunadamente, la condición de la pequeña se estabilizó, pero los neurólogos todavía tienen que vigilar la presión dentro de su cráneo.

(Stephanie Brown/Facebook)

El Sheriff del Condado de Johnson Edward Tester emitió una advertencia con respecto a la seguridad adecuada cuando se manejan armas de fuego:

“Si usas un arma de fuego para practicar tiro al blanco o para cazar, debes mirar más allá del área donde estás disparando, porque esa bala puede que no se detenga donde tú quieras”.

Se creó una campaña GoFundMe para recaudar fondos para los gastos de viaje de la familia; los padres de Ariel están ahora sin trabajo.

El sheriff Tester se dirigió a la persona responsable para que se presentara, añadiendo: “Creo que con toda esta información, ellos saben quiénes son”.

(Stephanie Brown/Facebook)

Los investigadores inicialmente creyeron que una bala perdida golpeó a la niña, pero luego determinaron que el arma era una pistola de perdigones.

En mayo, la Oficina del Sheriff del Condado de Johnson dijo que no se presentarían cargos ya que se determinó que el tiroteo fue un “trágico accidente”.

El 29 de abril, su madre dijo que se estaba recuperando y estaba “mejor” pero que faltaba un largo camino por delante, según información recogida por el medio local WVLT.

“Entonces, en unas pocas semanas, esperamos que esté lista para mudarse a Atlanta, Georgia para rehabilitación. Está alerta pero sin hablar, puede mover ambos lados del cuerpo con algunas limitaciones”-

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias