Redacción BLes – Jiang Zemin, antiguo líder del Partido Comunista chino, dijo una vez a los miembros del PCCh que ayudaran a los religiosos a “liberarse de los grilletes de la religión”. Poniendo a la religión bajo el estricto control del Estado, y bajo las condiciones de funcionamiento establecidas para el budismo, el taoísmo, el islam, el catolicismo y el cristianismo, que son las cinco religiones aceptadas.

Después de establecer la República Popular China, el PCCh suprimió brutalmente el budismo y prohibió directamente todas las religiones principales.

¿Cómo el PCCh aniquila el budismo?
El primer método empleado es la destrucción de templos y estatuas de Buda

El templo de Hongcheng, que pertenece al budismo tibetano y tiene una larga historia, está situada en el distrito de Yongjing, provincia de Gansu.

Han aparecido en Internet algunos vídeos del templo de Hongcheng siendo obligado a cerrar por funcionarios del gobierno del distrito de Yongjing y monjes expulsados. Las monjas que aparecen en el vídeo se sientan a lamentar frente al templo, mientras algunos monjes se sientan a recitar las escrituras. Otros monjes incluso intentaron suicidarse para protestar por las acciones del gobierno.

En cuanto a la causa de este incidente, Wu Wenhan, maestro de Taichi,  declaró en Twitter que cuando la epidemia estalló en 2020, los lamas del templo reunieron a los laicos para donar más de 300.000 yuanes. No preveía que una suma tan grande de dinero trajera el desastre al templo. El gobierno local se enteró de la riqueza del templo y exigió que los “ingresos ” se dividieran con los “locales”.

Pero los monjes se negaron a acceder a esta petición porque no querían convertir el templo en un “mercado”. Como resultado, el gobierno del distrito de Yongjing decidió ordenar el cierre del templo, obligando a los monjes a volver al mundo exterior.

“Creo que la práctica de obligar a los monjes y monjas a regresar a Gansu va completamente más allá de la Gran Revolución Cultural”, dijo el Sr. Kelsang Gyaltsen Bawa, representante del Gobierno tibetano en el exilio en Taiwán. Entre 1956 y 1965, el Partido Comunista chino utilizó su nombre y la reforma nacional para obligar a monjes y monjas a regresar al mundo, y la situación se repite ahora en el Tíbet: “El objetivo final del PCCh es erradicar el budismo tibetano desde sus raíces”, dijo.

En la Gran Revolución Cultural Proletaria, por orden del vicepresidente del Partido Comunista Chino, Lin Biao, un jefe de personal llamado Ma en la Región Militar de Pekín visitó los famosos templos de los alrededores de la ciudad de Taihuai y llegó hasta la parte posterior de la montaña en 1969.

Ma dio la orden de desalojar a los monjes y a los aldeanos en un plazo de tres días. Enviaron a los ingenieros a dinamitar la estructura y a retirar todas las estatuas originales del templo, los edificios y las reliquias culturales. No les importaban los valores culturales, así que no permitieron el resguardo; en cambio, lo destruyen todo.

Aparecieron extrañas nubes en el cielo, junto con el sonido retumbante de los proyectiles de artillería. Un fotógrafo captó inmediatamente la imagen del Bodhisattva, que es muy vívida. Los monjes del templo Xian Tong ahora la veneran.

¿Por qué Lam Biao desafió todos los pronósticos para construir su villa pero sólo se quedó en ella una vez? Desde que terminó esa villa, Lam Biao ha sufrido una extraña enfermedad, miedo al frío, al calor, dolor de cabeza, dolor de espalda, insomnio, incapacidad para mantener la calma y la necesidad de hacer ejercicio sin parar. Por las noches empeora aún más. No se atrevía a salir a la luz, temeroso del lluvia y del viento. El hospital tampoco pudo diagnosticar su enfermedad; en cambio, parecía que el espíritu del inframundo deseaba reclamar su vida.

Finalmente, debido a la lucha por el poder, se reveló el plan de Lam Biao para asesinar a Mao Zedong, y el 13 de septiembre de 1971, Lin Biao, su esposa Ye Qun y su hijo Linli Guo se convirtieron en fugitivos.

Luego murieron en un accidente de avión en la ciudad mongola de Ndörkhaan. El karma se hizo tan grande, que Biao, que despreciaba a Buda y era sanguinario, sufrió una retribución y castigo.

El segundo método consiste en comercializar y politizar el Budismo

Comercializar

El grupo de moda Xtep celebró un desfile frente al templo de Shaolin en Songshan, Henan, el 21 de junio. Los medios de comunicación oficiales del PCCh promocionaron a Xtep como la primera empresa de los 1500 años de historia de Shaolin. “Grupo Xtep” es una marca común de Xtep y el templo Shaolin.

Varios medios de comunicación nacionales chinos informaron de que el templo Shaolin de Songshan ha solicitado 666 marcas en los últimos 23 años, de las cuales el 80-90% llevan la palabra Shaolin.

De hecho, el templo Shaolin ha sido durante mucho tiempo una organización comercial controlada por el PCCh, e incluso se la considera una industria pilar en la provincia de Henan. El abad Shi Yongxin, también conocido como el director general de Shaolin, lleva realizando publicidad comercial en el templo desde 1986.

Política

Radio Free Asia informó que cientos de profesores y estudiantes del Instituto Minnan de Estudios Budistas de Xiamen, Fujian, se reunieron no para cantar a Buda, sino para cantar las alabanzas del PCCh. El vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh) de la ciudad de Xiamen, el director de la Oficina de Asuntos Internos y el vicepresidente permanente de la Asociación Budista de Xiamen participaron en este evento.

El 22 de junio de 2020, el abad de la pagoda Shaolin Shi Yongxin y un centenar de discípulos celebraron una ceremonia de izado de bandera bajo la lluvia. (bitterwinter/Screenshot via TheBL/YouTube)

El monje Dharma Feng wen, activista de los derechos budistas en Fujian, declaró que el concurso celebrado en el Instituto de Estudios Budistas de Minnan ejemplifica el actual clima político.

“En la actual situación política, las organizaciones budistas o religiosas deben seguir al Partido”, dijo Feng wen a Radio Free Asia. En el centenario de la fundación de China, si quieres sobrevivir, no puedes evitar realizar algunas actividades de infiltración; de lo contrario, ¿cómo puedes permanecer bajo un régimen totalitario? Varias organizaciones cívicas se vieron obligadas a asistir a clases relacionadas con el partido. Después de escuchar, sin duda se les obligará a discutir lo que han aprendido, y así sucesivamente. Esta acción es un hecho generalizado”.

“Este incidente del templo Shaolin es un eslabón del sistema corrupto de los cuadros (del PCCh)”, dijo el profesor asociado Dong Liwen, de la Facultad de Seguridad Pública de la Universidad Central de Policía. Esta suciedad se hizo pública porque Shi Yongxin era un amigo íntimo de Guo Baxiong, y su relación secreta era bien conocida. Guo Baxiong, vicepresidente de la 17ª Comisión Militar del PCCh, y Tu Caihou son confidentes de Jiang Zemin que se han “caído del caballo” en la campaña de “golpear tigres y matar moscas” del presidente Xi Jinping.

Tercer método: Destrucción del cuerpo y supresión de los creyentes

Según Minghui, el 1 de julio de 1955 el PCCh emitió una directiva sobre la lucha para eliminar a los elementos contrarrevolucionarios . Planearon matar a una persona para amenazar a cientos de otras, y calificaron de contrarrevolucionarios a los monjes, monjas y taoístas que se negaban a cooperar con el PCCh. Luego los arrestaron y mataron.

El PCCh se apoderó de las propiedades de los templos, obligó a los monjes y monjas a estudiar lo que el PCCh quería que aprendieran, les lavó el cerebro e incluso les obligó a trabajar. En Ningbo, provincia de Zhejiang, por ejemplo, hay una “plaza budista”. Más de 25.000 monjes y monjas fueron en su día obligados a trabajar allí.

El PCCh obligó a los monjes y monjas a casarse para desintegrar el budismo. Por ejemplo, el 8 de marzo de 1951, justo antes del Día Internacional de la Mujer, la Unión de Mujeres de la ciudad de Changsha, provincia de Hunan, ordenó a todas las monjas de la provincia que se casaran en pocos días.

Además, las monjas jóvenes y fuertes fueron obligadas a alistarse en el ejército y fueron utilizadas como carne de cañón en el campo de batalla. Los monjes también fueron enviados al frente para ser fusilados y asesinados durante la “Guerra contra la agresión americana y ayuda a Corea” (1950-1953).

Lleva reprimiendo brutalmente a las personas que practican la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia desde 1999

Preocupado por el rápido crecimiento de la disciplina espiritual de la Escuela Buda, Falun Gong, el líder del PCCh, Jiang Zemin, lanzó una brutal persecución contra los practicantes el 20 de julio de 1999. El PCCh dio tres claras ordenes: de “destruirlos financieramente, destruir su reputación y desaparecer los cuerpos”.

Algunas de las torturas llevadas a cabo por el PCCh persiguiendo a los practicantes de Falun Gong. (Fuente: minghui.org)

El PCCh ha iniciado una campaña contra Falun Gong, difamando la reputación del fundador y bloqueando el acceso público a la información. El régimen chino ha cometido los crímenes más atroces contra los practicantes de Falun Dafa (también llamado Falun Gong): persecución, torturas, trabajo esclavo y el más inhumano, la sustracción órganos en vida para comercializar y recaudar enormes sumas de dinero para el PCCh.

Cuando algunos practicantes escaparon y pudieron contar al mundo sobre la persecución, el PCCh los calificó de “incitar a la subversión del poder del Estado”, una acusación que el régimen chino emplea con frecuencia para silenciar a los disidentes.

Desde entonces, millones de practicantes de Falun Gong han sido encarcelados en prisiones chinas, campos de trabajo forzado, hospitales psiquiátricos y otros centros de detención. Cientos de miles fueron torturadas en esos lugares para obligarlos a abandonar sus creencias. Un número incalculable de personas han muerto debido a la extracción forzada de órganos, que cuenta con el apoyo del régimen chino.

La Sra. Zhang Fuzhen, de 38 años, trabajaba en el Parque Xianhe de la ciudad de Pingdu, provincia de Shandong, China. Viajó a Pekín en noviembre de 2000 para defender a Falun Gong y posteriormente fue secuestrada por el gobierno chino. Según sus familiares, la policía la torturó y humilló, la despojó de su ropa y le afeitó la cabeza.

La ataron a una cama, la obligaron a estirar sus extremidades por los cuatro costados y no le permitieron ir al baño, obligándola a ensuciar la cama. Luego los policías le inyectaron un veneno no identificado. Sentía tanto dolor después de que le inyectaran el veneno que casi se volvió loca. Sufrió un dolor insoportable hasta que exhaló su último aliento y falleció. Todo el incidente fue presenciado por el personal de la Oficina 610 local.

En otro incidente, una mujer embarazada de unos siete meses fue colgada de una viga en el campo de trabajos forzados de Wanjia, en la provincia de Heilongjiang. Le ataron las manos con una cuerda gruesa que pasaba por encima de una polea sujeta a la viga.

La silla en la que le habían permitido estar de pie fue arrancada de debajo de ella y la dejaron colgando en el aire. El travesaño estaba a unos 3 o 4 metros del suelo. La cuerda estaba atada a la polea, y los guardias agarraron un extremo.

La arrastraron al aire cuando los guardias tiraron de la cuerda; cayó al suelo cuando la soltaron. Esta mujer embarazada fue sometida a este tormento hasta que abortó. Y lo que es más atroz, obligaron a su marido a presenciar la tortura de su esposa (fuente sitio web de Minghui del 15/11/2004, entrevista con Wang Yu Zhi, que fue torturado durante más de 100 días en el campo de trabajos forzados de Wanjia).

El PCCh es condenado en todo el mundo por la persecución religiosa

El Departamento de Estado de Estados Unidos citó al secretario de Estado, Mike Pompeo, en un tuit el 16 de noviembre de 2020: “Si no protegemos la libertad religiosa, nadie podrá trabajar”. Pompeo ha sido firme en condenar la brutal persecución del PCCh a los practicantes de Falun Gong y otros grupos religiosos durante los últimos 20 años.

Según Pompeo, “los cristianos, los musulmanes, los budistas y los practicantes de Falun Gong son los principales objetivos de la guerra del PCCh contra la fe. El PCCh no deja a nadie fuera”.

Sam Brownback, embajador del Departamento de Estado de EE.UU. para la Libertad Religiosa Internacional, también tuiteó y condenó al PCCh por su continua represión de los grupos de libertad religiosa, que ha durado muchos años. Según Brownback, el PCCh ha seguido ordenando a los grupos religiosos que incorporen la doctrina comunista a sus enseñanzas y prácticas espirituales en los últimos diez años.

La tercera Conferencia Ministerial sobre la Promoción de la Libertad Religiosa fue lanzada oficialmente en Polonia el 16 de octubre de 2020 en línea. Pompeo y Brownback, hablaron y tuitearon al unísono sobre la persecución del Partido Comunista Chino (PCCh) a los grupos religiosos.

“Llevemos esta creencia adelante: La fe perdura para siempre, la tiranía perece”, dijo Pompeo.

El 21 de junio de 2019, la Comisión de los Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) publicó su “Informe de 2018 sobre la Libertad Religiosa Internacional”, en el que afirma que “en base a las violaciones graves, persistentes y sistemáticas de la libertad religiosa por parte del gobierno chino”, la Comisión de Estados Unidos sobre Libertad Religiosa Internacional considera que “China sigue mereciendo ser incluida en la lista de países de especial preocupación bajo la Ley de Libertad Religiosa Internacional en 2019”.

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.