Las tensiones en el tablero de ajedrez mundial se agudizan, y no solo a nivel diplomático, sino también en el plano militar.

El interés por el Ártico de parte de China y Rusia se hace más visible y un hecho reciente encendió el alerta en aguas territoriales estadounidenses.

Según la información que transcendió de los medios, el 19 de septiembre una formación de barcos de guerra de bandera china y rusa navegó en el mar de Bering.

Ahora la búsqueda de alianzas es vital para las principales potencias…